Néstor Rego y Gómez-Reino se enzarzan por el veto a los Presupuestos

El diputado del BNG censura las palabras del presidente de Podemos-Galicia y asegura que es él quien "tendrá que explicar por qué" apoya los Presupuestos

Néstor Rego y Gómez-Reino se enzarzan por el veto a los Presupuestos

Guerra entre los representantes de BNG y Podemos-Galicia en el Congreso de los Diputados a cuenta del apoyo a los Presupuestos Generales del Estado. El diputado del BNG en la Cámara Baja, Néstor Rego, ha respondido a las palabras del presidente de Podemos-Galicia, Antón Gómez Reino, en las que calificaba de “triste” que el BNG fuese el único partido “progresista, soberanista y nacionalista” que vetase las cuentas públicas.

Según Gómez-Reino, el BNG se dirige hacia la “irrelevancia” con este rechazo a los presupuestos, en unas declaraciones que han desatado las críticas de Néstor Rego. “La demagogia parece no tener límite. Dice Gómez-Reino que por qué nos oponemos a subir las pensiones un 0,9%. No nos oponemos. Proponemos subir también las mínimas hasta 950 euros para minorar las brechas de género y territoriales. Lo curioso es que él vota en contra de esta enmienda. Tendrá que explicar por qué”, ha lamentado Rego a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

Néstor Rego se ha defendido así de los reproches de Gömez-Reino, que en los últimos días ha hecho frente común con el PSOE para criticar la posición de los nacionalistas gallegos. «Consideramos que el BNG está manteniendo una posición irresponsable y haciendo el ridículo. Y además, una posición completamente inútil para Galicia», ha recalcado el vicesecretario general del PSdeG-PSOE, Pablo Arangüena.

A su juicio, se trata de una «completa falacia» que estos Presupuestos sean «malos para Galicia». Así, ha defendido que el total de la partida territorializada baja un 11% porque desaparece la financiación para las obras del AVE debido a su conclusión, pero la inversión «directa» por gallego es de 308 euros, por encima de los 258 euros de la media estatal, una posición que choca con la del BNG, que considera  que se somete a Galicia a una “discriminación” histórica al recibir 104 millones de euros menos que en el 2018.