Tensión en Santiago: encontronazos entre la manifestación negacionista y la antifascista

La policía bloqueó al grupo antifascista para evitar el contacto en dos ocasiones, donde manifestantes de ambas partes profirieron gritos e insultos

Uno de los carteles que portaban los manifestantes de la convocatoria negacionista en Santiago de Compostela // Inés Iglesias

Uno de los carteles que portaban los manifestantes de la convocatoria negacionista en Santiago de Compostela // Inés Iglesias

Jornada de tensión en Santiago de Compostela. La marcha convocada por Policías por la Libertad y la contramanifestación antifascista tuvieron varios encontronazos en las calles de la ciudad a pesar del amplio dispositivo policial, que ejerció diversos bloqueos para evitar el contacto entre los dos grupos.

La manifestación negacionista comenzó con la lectura de un manifiesto delante de la estación de tren de la capital, donde aproximadamente un centenar de personas, muchos sin mascarilla, escucharon el argumentario en boca del presidente de Policías por la Libertad, Juan Manuel Ramos Mateo. Entre vítores y aplausos del público, Ramos Mateo denunció varios aspectos de la propuesta de modificación de la Ley de Salud Pública 8/2008 del 10 de julio impulsada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, apodada «Ley Auschwitz».

El «sometimiento a hospitalizaciones por la fuerza«, a «exámenes y tratamientos médicos forzosos», la «detención de civiles en centros de aislamiento» y el «reclutamiento de civiles para la vigilancia de otros ciudadanos» fueron algunos de los puntos destacados que encendieron el rechazo de quienes escuchaban, ataviados con banderas anarcocapitalistas y numerosos carteles cuestionando la libertad de expresión y la naturaleza de la pandemia.

El bloque antifascista

Mientras tanto, unos metros más arriba, la contramanifestación convocada por Estudantes Antifascistas y el Comité Antifascista de Compostela reunía aproximadamente a 40 personas que, a gritos de «fascistas fuera de Galicia», intentaban ejercer presión sobre los negacionistas. El grupo acompañó el recorrido programado por la convocatoria de Policías por la Libertad, evitando coincidir en la misma calle por motivos sanitarios, y viéndose bloqueados por la Policía Nacional en la Plaza de Galicia y posteriormente en el Toural, puntos donde convergían las dos marchas. Fue en estos encontronazos donde ambos grupos profirieron gritos e insultos como «fascistas», a lo que los negacionistas contestaron «¡Viva Galicia! ¡Viva España!».

Rechazo al término «negacionistas»

Juan Manuel Ramos Mateo, organizador del evento y presidente de la asociación Policías por la Libertad, comentó en una conversación con Economía Digital que el término «negacionistas» no encaja con su ideario. «Aquí hay gente de todas las opiniones, personas que quieren decidir si se vacunan o no, y también hay quien cuestiona la pandemia. Pero no somos negacionistas, somos librepensadores«, explicó.

«No entendemos por qué nos llaman fascistas. Hemos intentado hablar con los de la contramanifestación y explicarles que estamos defendiendo las mismas ideas, pero no hemos tenido éxito. No estamos vinculados a ningún partido político, aquí hay gente de derechas, de izquierdas… pero no somos fascistas«, quiso aclarar. Sobre el amplio dispositivo policial, Ramos Mateo aclaró que se sentían «escoltados por nuestros compañeros policías que están trabajando para asegurar nuestra seguridad en esta manifestación».

Tensión en Santiago: encontronazos entre la manifestación negacionista y la antifascista
Un cartel de la manifestación negacionista en contra del uso de las mascarillas // Inés Iglesias

La convocatoria ha sido secundada por diversos grupos de todo el país, que acudieron en autobuses y vehículos privados a pesar de las restricciones. «Hemos venido desde Castellón, Tarragona, Bilbao… de todas partes de España con un justificante que cubre este tipo de desplazamientos. Algunas personas han tenido denuncias, pero las vamos a recurrir«, defendió.