Ryanair marca la agenda de la Generalitat

stop

16 de noviembre de 2011 (18:09 CET)

Ryanair ha pillado desprevenida a la Generalitat con el anuncio del preacuerdo por el que recibirá un mínimo de siete millones de euros al año de las administraciones públicas catalanas. En la mañana del miércoles, el departamento de prensa de la aerolínea envió el comunicado en el que anuncia su regreso a Girona y Reus (Tarragona) sin que la Consejería de Territorio fuera advertida.

Esta maniobra ha forzado la convocatoria urgente de una rueda de prensa en el aeropuerto de Girona. La precipitación con la que se ha organizado ha provocado que no todos los medios de comunicación fueran convocados y que, durante buena parte de la mañana, agencias de noticias y diarios on line recogieran sólo la 'versión' de Ryanair. Es decir, que el acuerdo era bilateral.

La Generalitat quería, sin embargo, anunciar la constitución de los dos fondos de competitividad aeroportuaria (uno por cada aeródromo) dotados con ocho millones anuales para incentivar a las distintas compañías que operan en Girona y Reus. De estos fondos es de donde cobrará Ryanair, como el resto de las aerolíneas en proporción a su participación de mercado. Cálculos del sector pronostican que prácticamente el 90% de esas ayudas irán a parar a los bolsillos irlandeses.

Varios especialistas en comunicación destacan que Ryaniar no sólo ha marcado los tempos a la Generalitat, sino que ha sido mucho más hábil y ha logrado que su mensaje prevalezca al oficial. De hecho, muy pocos medios han recogido el detalle de la constitución de los dos fondos de competitividad aeroportuaria y reflejan, al contrario, que la aerolínea ha pactado con las administraciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad