Siguen las pérdidas en el hotel Mandarin

09 de enero de 2015 (00:00 CET)

La sociedad Trivalor, propietaria del opulento hotel Mandarin del paseo de Gràcia, volvió a cosechar resultados deficitarios en 2013, según las cuentas anuales que con notable retraso ha depositado en el Registro Mercantil.

Las pérdidas suman 3,8 millones de euros e implican un notable recorte respecto de los 12,6 millones de quebranto que había declarado el año anterior. El establecimiento, inaugurado en 2009, encadena así un lustro seguido con cuentas anuales teñidas de tinta roja, por un importe total superior a los 55 millones.

En 2013, la empresaria andorrana María Reig Moles, propietaria de Trivalor, negoció con la banca el cambio de las condiciones fijadas en los créditos que gravan el inmueble, por importe de 95 millones de euros. Así, logró un periodo de carencia prolongado hasta 2016 para la amortización del principal.

Como el acuerdo se suscribió en el verano de 2013, las cuentas de ese ejercicio ya incluyen una mejora del resultado financiero, que adelgaza de casi 10 millones negativos a 3,4 millones, también negativos. A la vez, los altos índices de ocupación del hotel se reflejan en una mayor cifra de negocio, que sube de 19,6 a 22,3 millones de euros.

El capital social, la prima de emisión y las reservas de Trivalor se sitúan en algo más de 71 millones. Sin embargo, las pérdidas acumuladas desde la constitución de la sociedad reducen el importe de los fondos propios a 11,9 millones. Carlos Enseñat Reig, hijo de María Reig, ejerce de administrador único de la compañía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad