Josep Oliver presenta el ‘Estudio Anticipa sobre perspectivas del mercado de la vivienda 2019-2021’

España cerrará 2019 con 800.000 operaciones de venta y alquiler en vivienda principal, según Anticipa Real Estate

stop

El consejero delegado de Anticipa y Aliseda, Eduard Mendiluce, ve imprescindible que las administraciones garanticen un marco jurídico estable

Barcelona, 17 de octubre de 2019 (18:20 CET)

España alcanzará en 2019 las 800.000 transacciones de venta y alquiler en vivienda principal. Así se desprende de los datos aportados por la 5ª edición del ‘Estudio Anticipa sobre perspectivas del mercado de la vivienda 2019-2021’, que se ha hecho público este jueves en el marco del Barcelona Meeting Point, la feria inmobiliaria que se está celebrando en la capital catalana. El estudio, presentado por el consejero delegado de Anticipa Real Estate, Eduard Mendiluce, y el catedrático emérito de Economía Aplicada de la UAB, Josep Oliver, apunta que, en los próximos años, las transacciones aumentarán, pero su repunte ya no será tan alto como en el último lustro.

Para este año, la subida de las transacciones es del 4%, una cifra que se moderará hasta el 3,5% en 2020 y el 3% en 2021. El alquiler será lo que tirará del mercado, pues se calcula que dos tercios de los nuevos hogares, más de medio millón anual, apuestan por el arrendamiento. Los datos de transacciones auguran un crecimiento moderado del mercado residencial para los próximos años. Esta moderación también se verá registrada en el avance de los precios de vivienda, que a finales de este año se situará en torno al 5,5%. Según Mendiluce, al cierre de 2020 el incremento de los precios será aún menor y rondará el 5%.

Como es habitual, las subidas van por barrios —literalmente—. Barcelona y Madrid sufrirán los mayores incrementos, pero también sus áreas metropolitanas, en especial la de Barcelona, porque la falta de oferta en la ciudad arroja a las nuevas familias a buscar pisos en los municipios de su alrededor, lo que presiona al alza los precios.

Las previsiones de crecimiento moderado de los precios confirman “una adecuación del mercado frente al constante crecimiento mantenido en los últimos 17 trimestres”, según el CEO de Anticipa Real Estate. El estudio sobre mercado inmobiliario señala, además, una consolidación del alquiler, que ya es la principal opción para dos de cada tres nuevos hogares españoles. De hecho, el modelo de arrendamiento superará los 500.000 contratos firmados a finales de 2019. Para 2021 se esperan cerca de 523.000 contratos.

Los datos de Anticipa también muestran información relevante sobre el volumen de pisos y casas vacías: 3,4 millones de inmuebles sin uso en todo el territorio nacional. Esto, en un país con miles de familias que no tienen donde vivir o lo hacen en situaciones precarias, y donde el acceso a la vivienda es cada día más difícil. De estos 3,4 millones de viviendas vacías1,1 millones (664.000 son nuevas y 480.000 de segunda mano) podrían ponerse fácilmente en el mercado de alquiler, según cálculos de Anticipa, si existieran incentivos para la rehabilitación  por parte de las administraciones.

De los 3,4 millones de viviendas que, según el Ministerio de Fomento, están vacíos en nuestro país, hay 764.000 llamados pisos sombra: se considera que no se llenarán nunca, al menos a medio plazo, porque forman parte del gran parque de viviendas del boom inmobiliario que no cuentan con demanda. El profesor Josep Oliver citó los barrios y bloques fantasma de los años de oro del ladrillo en España.

Restando este parque fuera de mercado, quedan 2,63 millones de pisos vacíos en España. Según Oliver, cerca de 1,5 millones son pisos vacíos “estructuralmente”. Eso significa que son viviendas que se compran como inversión, o los adquieren algunas familias para los hijos, pero están un tiempo vacíos. Estos pisos no están siempre fuera del mercado, van rotando. El resto es vivienda pendiente de uso, los 1,1 millones citados.

El consejero delegado de Anticipa Real Estate, Eduard Mendiluce, subrayó la importancia de introducirlos en el mercado para incrementar el parque de vivienda, facilitar el acceso a este bien fundamental y limitar el precio. “El camino es incrementar la oferta en todas las formas posibles para conseguir adecuar los precios”, destacó Mendiluce.

Falta colaboración público-privada, según Anticipa

Según Mendiluce, la colaboración público-privada es la solución, de forma inmediata, a los problemas de vivienda en España. A su juicio, los ayuntamientos y el resto de administraciones pueden contribuir con ayudas al alquiler para las familias vulnerables. El acuerdo entre el sector público y el privado haría posible que las familias más vulnerables que disponen de un alquiler social pudieran permanecer en estas viviendas manteniendo el alquiler por debajo de mercado –establecido por Anticipa— y con unas rentas complementadas por parte de la administración.

Por otro lado, las administraciones pueden aportar ayudas a la rehabilitación —Mendiluce aseguró que una parte de los pisos vacíos no se alquilan porque los propietarios no tienen suficiente presupuesto para reformas importantes— y un marco jurídico estable que arranque los miedos de los propietarios. Las soluciones, pues, implican a todas las administraciones.

Asimismo, el CEO explicó que Anticipa ha “condonado la deuda de familias y alquilado a precios por debajo de mercado”. La administración, manifestó, podría contribuir más en los casos de vulnerabilidad habitacional.

Desaceleración, no recesión

El ‘Estudio Anticipa sobre perspectivas del mercado de la vivienda 2019-2021’ frena el pesimismo que está empezando a imperar respecto a la economía española el año que viene y, más concretamente, en su impacto en el mercado inmobiliario. El catedrático de la UAB Josep Oliver valoró que, “mientras el Banco Central Europeo esté dispuesto a invertir lo que haga falta y mantener los tipos al 0%, difícilmente una economía robusta como la nuestra va a volver a la recesión”. Por ello, el informe está hecho con “un escenario marco de desaceleración, no de recesión, con crecimiento del empleo y de la renta de las familias”.

En los próximos años subirán, pero su repunte ya no será tan alto como en el último lustro. Este año, se prevé una subida de las transacciones del 4%, que se moderará hasta el 3,5% en 2020 y el 3% en 2021. El alquiler será lo que tirará del mercado, pues se calcula que dos tercios de los nuevos hogares, más de medio millón anual, apuestan por arrendar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad