Los alquileres subirán hasta un 33% en Madrid si el Gobierno aplica el índice para regular los precios

Los precios del alquiler subirían entre 40 y 300 euros tras el desplome que se ha producido por la pandemia de coronavirus, según un estudio de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA)

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante la rueda de prensa.EFE/PSOE/Eva Ercolanese.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante la rueda de prensa.EFE/PSOE/Eva Ercolanese.

El coste del alquiler podría incrementar entre 40 y 300 euros si el Gobierno de Pedro Sánchez decide aplicar el índice estatal de precios para intervenir este mercado en la Comunidad de Madrid. De esta forma, según ha alertado la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA), las rentas subirían de media un 33%.

Un estudio elaborado por esta entidad muestra cómo quedarían los precios si se aplica este índice en 29 viviendas que la agencia tiene arrendadas en la región madrileña. La conclusión a la que llega la agencia es que esta herramienta no es válida para limitar los rentas debido al desplome de precios que se han producido por la crisis del coronavirus.

 El sistema estatal de índices de referencia de precios de alquiler fue presentado el pasado 30 de junio por el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, cuando la pandemia ya había irrumpido en España y empezaba a cambiar el mercado inmobiliario.

El objetivo de Ábalos era, con los datos de 11,2 millones de datos de arrendamientos correspondientes al cuatrienio 2015-2018, servir como herramienta estadística -que se actualizaría anualmente- para que particulares y agentes pudieran operar en el mercado y de instrumento para las administraciones a la hora de tomar decisiones políticas.

Imagen de un cartel de "se alquila"./ EFE
Imagen de archivo de un cartel de “se alquila”./ EFE


Una de esas decisiones es permitir a ayuntamientos y comunidades limitar los precios máximos del alquiler en las llamadas zonas tensionadas tomando como referencia esos índices. Se trata de una demanda de Unidas Podemos que el PSOE ha ido posponiendo por la pandemia, pero que forma parte de la actual negociación entre los socios de Gobierno de la Ley por el Derecho a la Vivienda.

El estudio de ANA refleja, según ha explicado su director ejecutivo, Manuel Romillo, que en 23 de las 29 viviendas seleccionadas -el 79 %- la renta media que recoge el índice estatal es superior al precio que actualmente pagan sus inquilinos (rentas de enero de 2021), mientras que en las seis restantes es inferior en 80, 10, 162, 7, 21 y 24 euros, respectivamente, es decir, desde un 1,2% hasta un 18% por debajo del precio de mercado.

Los propietarios podrán subir la renta de todas las viviendas analizadas


Además, en todas las viviendas analizadas sus propietarios podrían subir la renta de alquiler tomando como referencia la horquilla de precios que establece el índice. Destacan especialmente siete de ellas (24 %), según ha recogido Efe, en las que el precio mínimo de la horquilla está incluso por encima del que pagan actualmente sus inquilinos, lo que da cuenta del desfase que hay entre lo que plantea el índice y los actuales precios de mercado, subrayan los autores del estudio.

Una de ellas es un chalet de 260 metros cuadrados en el municipio de Boadilla del Monte, alquilado en 1.450 euros, mientras que el índice plantea una renta media de 2.340 euros, una mínima de 1.898 euros y un precio máximo de 2.860. Otro es un piso en Getafe de 105 metros cuadrados, alquilado en 575 euros, cuando el índice recoge una renta media de 966 euros, una mínima de 766 y una máxima de 1.512.

En Vallecas, en un piso de 70 metros cuadrados alquilado en 675 euros, el índice plantea una renta media de 1.015, una mínima de 707 y un precio máximo de 1.372 euros; mientras que en el distrito de Arganzuela en un piso de 75 metros alquilado en 690 euros, la renta media del índice es de 982 euros, la mínima es de 795 euros y la máxima a la que el propietario podría subirla es de 1.440 euros al mes.