El número dos de Unidos Podemos, Íñigo Errejón (d), y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), durante el mitin del partido hoy en Barcelona

10-N: Ada Colau frena la lista de Errejón en Cataluña

stop

El líder de Más Madrid inicia los contactos en Cataluña en busca de candidatos, pero Catalunya en Comú alinea a sus figuras con Pablo Iglesias

Marcos Pardeiro

Economía Digital

El número dos de Unidos Podemos, Íñigo Errejón (d), y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), durante el mitin del partido hoy en Barcelona

Barcelona, 24 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

Íñigo Errejón ha iniciado contactos en Cataluña en busca de candidatos para su lista a las elecciones generales del 10 de noviembre, pero sus primeros movimientos se han estrellado contra Ada Colau, que trata de mantener a raya a su partido, Catalunya en Comú, con el propósito de la confluencia En Comú Podem de la mano de Pablo Iglesias.

En las pasadas elecciones generales del 28 de abril, Colau volcó sus energías en propulsar la candidatura de En Comú Podem liderada por Jaume Asens. Logró 615.000 votos y 7 escaños. Su intención es repetir esa misma estrategia y facilitar así la carrera electoral de Pablo Iglesias.

El partido de Colau ya ha analizado la irrupción de la candidatura de Errejón y se ha apresurado a cerrar filas con Podemos para no dejar lugar a debates internos como el Compromís en la Comunidad Valenciana, que comenzó abogando por una candidatura transversal y ha acabado alineándose con Errejón.

A Catalunya en Comú le consta que Errejón ha sondeado a figuras de su espacio, pero, hasta el momento, lo ha hecho sin éxito. "No hay primeras espadas dispuestas a sumarse al proyecto de Errejón", aseguran fuentes conocedoras del universo de los comunes en Cataluña.

Se descartaría así la estrategia adoptada por Compromís, que esta misma semana se decantaban por sumarse al proyecto de Más Madrid para las elecciones generales del 10 de noviembre, una decisión marcada por las disputas y tensiones internas. 

El Bloc se mostraba abiertamente contrario a seguir con Podemos. De hecho, Joan Baldoví dijo que la vía Errejón era "la más sensata" de cara a las próximas generales. En cambio, la corriente que lidera Mónica Oltra aseguraba hasta este mismo lunes que no descartaba a ninguno de los dos candidatos al apostar "por una gran plataforma" que agrupase a toda la izquierda.

Errejón y las provincias con más escaños

La incapacidad de construir una candidatura en Cataluña es un problema importante para Errejón, puesto que su estrategia de cara al 10-N pasa por presentar listas en las circunscripciones que más escaños reparten. Barcelona decide un total de 32 diputados, mientras que el conjunto de Cataluña escoge a un total de 48 (prácticamente uno de cada siete diputados en el Congreso).

Asens trató de acabar de un plumazo con las aspiraciones de Errejón en Cataluña. "Suponemos que no se presentará esta candidatura en Cataluña", dijo sobre las posibilidades de que el antiguo número dos de Podemos articule una lista catalana.

Lo cierto es que el partido de Colau ha perdido magnetismo en Cataluña. En las generales de 2015 y 2016, En Comú Podem logró dos victorias consecutivas con Xavier Domènech como candidato y con el referéndum acordado como propuesta estrella.

Tres años después, ni está Domènech ni hay una apuesta electoral por el referéndum. Pero lo peor es que los socialistas se han recuperado  —y, por tanto, las confluencias de Podemos lo tienen mucho peor para prospera—. A esto hay que añador que ERC aparece como vencedora en todas las encuestas, con lo cual la bolsa de electores de En Comú Podem se hace más chica.

Errejón, no obstante, no tira la toalla. Su política de alianzas llegó a buen puerto en la Comunidad Valenciana y también podría hacerlo en Galicia con En Marea a costa de Carolina Bescansa, antigua dirigente de la confianza de Iglesias.

Errejón y los socialistas

Los socialistas miran todos estos movimientos con cierta satisfacción. Según la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, la implosión que sufre el universo podemita no guarda ninguna relación con el PSOE, pero confió en que la irrupción de Errejón ayude a sumar, porque "Unidas Podemos no lo ha hecho".

El líder del PSC, Miquel Iceta, por su parte, consideró que el salto de Más Madrid a la política nacional puede implicar "ventajas" y "algún inconveniente" porque hay partidos que "sacan votos, pero no los traducen en escaños".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad