El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un acto de la formación en Sevilla, el 16 de febrero de 2019. Foto: EFE/RC
stop

El PSOE logra entre 115 y 117 escaños, Unidos Podemos se desploma y la "triple derecha" no consigue la mayoría absoluta, según un sondeo de Gesop

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un acto de la formación en Sevilla, el 16 de febrero de 2019. Foto: EFE/RC

Barcelona, 16 de febrero de 2019 (20:26 CET)

Pedro Sánchez permanecerá en la Moncloa tras las elecciones del 28 de abril, según un sondeo del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (Gesop). Pero, de cumplirse esta circunstancia, el Gobierno socialista no lo tendría nada fácil para escapar de la presión del bloque de derechas conformado por PP, Ciudadanos y Vox, que sumarían entre 162 y 170 diputados.

El estudio se perfila como un leve soplo de aire fresco para Sánchez, que se arriesgó al convocar elecciones en el convulso contexto que atraviesa la política española. No obstante, la previsión también es una señal de advertencia para el bloque de izquierdas, que podría vivir en los próximos meses su pesadilla de que la derecha regrese al poder.

El sondeo de Gesop para El Periódico da a Sánchez una holgada ventaja sobre el presidente del PP, Pablo Casado. El actual mandatario del Gobierno sería el triunfador de las elecciones del 28-A con entre 115 y 117 escaños, frente a los 85 que obtuvo en las elecciones de junio de 2016. El PP, por lo contrario, sería segunda fuerza y pasaría de 137 escaños a 75-77.

La tercera fuerza política se la disputan Ciudadanos y Vox, y un poco detrás les sigue Unidos Podemos. La formación de Albert Rivera podría alcanzar los 44-47 escaños (tiene 32), mientras que Vox entraría al Congreso de los Diputados con entre 43 y 46 parlamentarios. Y el partido de Pablo Iglesias, que cuenta con 71 diputados, cedería hasta los 36-39 escaños.

Cambia el mapa independentista en el Congreso

Según la encuesta, la representación del independentismo catalán en la Cámara se transformaría, puesto que mientras el Pdecat obtendría entre 2 y 3 escaños (frente a los 8 de CDC), ERC aumentaría su presencia con entre 16 y 17 diputados (frente a los 9 actuales). El partido de Oriol Junqueras podría considerarse así líder del separatismo catalán en el Congreso.

El resto de las sillas parlamentarias serían ocupadas por otras formaciones políticas que podrían hacerse con 8-10 diputados. Y, por lo general, el mapa de posibles asociaciones políticas después del 28 de abril se vislumbra tan complicado con en la actual legislatura, que descuenta ya tres procesos electorales antes de su teórico fin, en 2020.

Si bien el PSOE saldría victorioso, la previsible caída de sus socios de Unidos Podemos complicaría su capacidad de investir como presidente a Sánchez. Pero para la "triple derecha" de PP, Cs y Vox tampoco sería sencillo tener que buscar un cuarto socio con el que asomarse a la mayoría absoluta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad