La administradora provisional única de RTVE desde julio de 2018, Rosa María Mateo | RTVE/Archivo

Acusan al Gobierno ante la UE de "deteriorar" RTVE

stop

Un manifiesto de la plataforma 'Teledetodos' denuncia que la interinidad de RTVE es "alegal" y pide respetar el concurso público para elegir la cúpula

Barcelona, 15 de octubre de 2020 (17:31 CET)

Un manifiesto de la plataforma Teledetodos, firmado por diversas organizaciones y miembros de la sociedad civil, denuncia ante el Parlamento Europeo, el Consejo de Europa, la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia y el Defensor del Pueblo, entre otros, que tanto el Gobierno de coalición como el actual Parlamento "han venido deteriorando sin cesar la imagen y las tasas de audiencias de RTVE" con su inacción "alegal".

De la misma forma que han reprochado en las últimas semanas todos los consejos de informativos de Radio Televisión Española, los sindicatos del ente público y hasta los propios candidatos a dirigir la corporación, este manifiesto señala la urgencia de reactivar el concurso público para nombrar un nuevo consejo de administración, tras más de dos años de la administración única y supuestamente provisional de la periodista Rosa María Mateo.

El concurso, estancado también desde hace casi dos años, no ha topado aún con la voluntad política para llevarse a término, y esto tiene efectos deplorables en el funcionamiento de la televisión pública, según el texto. "Por coherencia y compromiso con el servicio público, en estas circunstancias no podemos dejar de denunciar su degradación en curso bajo el parlamento de la XIV Legislatura y del Gobierno de coalición progresista", dice.

Teledetodos —que se define como un grupo de estudio y defensa del servicio público de la comunicación— recuerda que ya se han cumplido tres años desde que las Cortes aprobaron este nuevo mecanismo para elegir a la cúpula de RTVE, y afean que los partidos del Gobierno —PSOE y Unidas Podemos— hayan sugerido que se necesitaba el concurso del PP para por fin relevar a Mateo, puesto que con el apoyo de sus socios usuales sería suficiente.

La situación, continúa el comunicado, provoca factores que "inhabilitan la capacidad de competencia de RTVE frente a un duopolio privado de enorme potencia", como demuestran las cifras de audiencia, que están en caída libre. A esto "se suma que la prolongación anómala de la dirección provisional ha añadido nombramientos y ceses, y decisiones de programación que no casan con su provisionalidad y carecen de legitimidad política y democrática", añade.

Se refiere el manifiesto a los ceses y nombramientos que ha llevado a cabo en los últimos meses Enric Hernández, colocado por el primer Gobierno de Pedro Sánchez cuando estaba en funciones, antes de las elecciones generales de noviembre pasado. Una batería de relevos que causó numerosas revueltas entre los trabajadores de RTVE en los últimos meses, y que a su vez han hecho más urgente la renovación de la cúpula de la corporación.

El concurso de RTVE, ¿en jaque?

Un total de 95 candidaturas se presentaron para dirigir RTVE, y un comité de expertos eligió las mejores veinte, estudiando los proyectos de forma anonimizada en aras de evitar injerencias políticas. Se había entendido hasta hace no mucho tiempo que de la lista de los veinte finalistas saldrían los diez miembros del consejo de administración, que serían votados por la comisión mixta de control del ente del Congreso y el Senado.

No obstante, varios asuntos han llevado a muchos interesados y observadores a sospechar que el ránking de los veinte finalistas quedará en nada. La muerte de Alicia Gómez Montano, la mejor evaluada para dirigir RTVE, ha significado no solo un revés en materia de calidad de candidatos, sino que también ha traído un nuevo problema: solo quedan tres mujeres finalistas, y la ley de paridad indica que en el consejo deben sentarse al menos cuatro.

Los letrados de las Cortes han dado varias opciones para resolver este asunto, una de ellas siendo la de descartar la lista de los veinte finalistas y elegir a los miembros del consejo con base en las 95 candidaturas iniciales, lo que supondría, efectivamente, cargarse el concurso. En las próximas semanas la Mesa de la comisión de control deberá tomar una decisión, y no son pocos quienes intuyen que los partidos del Gobierno se decantarán por esta.

El manifiesto de Teledetodos incide en ello y señala que "existen soluciones legales para lograr la presencia equitativa de género en el órgano de control sin arruinar el concurso y la reforma audiovisual". Se puede elegir a la siguiente mujer de la lista y seleccionar a los otros nueve miembros del consejo entre los veinte finalistas. En todo caso, subraya que "la culminación del concurso" es la "única vía creíble" para que RTVE sea imparcial e independiente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad