Ada Colau aparta al AMB del caso de las aguas barcelonesas

stop

El organismo supramunicipal no recurrirá la sentencia del Tribunal Superior de Cataluña, a la espera de cómo evolucione el recurso que presentará Abgar 

Jaume Collboni y Ada Colau. / EFE

Barcelona, 01 de abril de 2016 (01:00 CET)

El equipo de gobierno del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) se ha visto inmerso en una situación delicada. El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) anuló la concesión a la empresa público-privada liderada por Agbar de la gestión del agua. El tribunal entendió que la administración no justificó de forma suficiente su decisión de no convocar concurso público para adjudicar el contrato. Y el AMB disponía de un plazo corto, hasta el 1 de abril, para presentar un recurso. Finalmente, no lo hará. El delicado equilibrio en el equipo de gobierno en el AMB ha provocado esa decisión, consciente de que Agbar sí presenta un recurso ante el Tribunal Supremo.

Aunque internamente el equipo jurídico del AMB ha considerado la necesidad de presentar ese recurso, ha pesado más la cuestión política del ente supramunicipal. Desde que se dictó la sentencia, el pasado 16 de marzo, se impuso el criterio de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dispuesta a asumir, por ahora, esa sentencia teniendo en cuenta dos factores: Agbar presenta un recurso ante el Tribunal Supremo, y la sentencia no varía la prestación del servicio, que seguirá en manos de la empresa mixta, participada en un 70% por Agbar; en un 15% por Criteria Caixa y en un 15% por el AMB.


La decisión de Barcelona

En el equipo de gobierno del AMB figura un cuatripartito entre Podem-Entesa-ICV; CiU; ERC y PSC, que preside la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. La vicepresidenta de medio ambiente del AMB, la concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, aseguró que se trabajará con el supuesto de que la sentencia "es firme", a pesar de que cabe el recurso de Agbar ante el Supremo.

Fuentes del AMB entienden que, con ese equilibrio de fuerzas, y teniendo en cuenta las dificultades para lograr la gobernabilidad del Ayuntamiento de Barcelona, "lo más prudente por ahora es no presentar el recurso". Los criterios políticos, por tanto, han sido determinantes. El vicepresidente del AMB y alcalde socialista de Cornellà, Antonio Balmón, ha actuado con suma discreción en las últimas semanas. Los socialistas negocian su entrada en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona, para apuntalar a Barcelona en Comú, el partido de Ada Colau. A la espera de los presupuestos, su portavoz en el consistorio, Jaume Collboni, todavía no ha tomado una decisión.

Agbar, por su parte, ya aseguró que la sentencia no modificará la actual situación. Y que podrá seguir prestando el servicio. A juicio de Agbar, el TSJC reconoce que la empresa tiene acreditados los derechos sobre la red de distribución de agua potable que da servicio a los ciudadanos, y que, en todo caso, la sentencia no es firme. El Tribunal Supremo deberá tomar una decisión final, tras el recurso que sí presenta Agbar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad