La alcaldesa Ada Colau conversa con Gerardo Pisarello durante un pleno municipal. /EFE/Quique García
stop

El Ayuntamiento de Barcelona se saca de la chistera, a tres meses de las municipales, un plan para que los manteros se recoloquen

Barcelona, 28 de febrero de 2019 (21:00 CET)

La mano derecha de Ada Colau en el ayuntamiento de Barcelona, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha propuesto a la Generalitat y al Gobierno de España la elaboración de un plan para ocupar a las personas que se dedican a la venta ambulante ilegal.

Pisarello lanzó la propuesta este jueves después de reunirse con representantes de la Generalitat, de los diversos cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, así como de metro de Barcelona, Renfe y de la Autoridad Portuaria. Los manteros suelen utilizar los espacios públicos de estas infraestructuras de transporte para la venta ilegal.

Cuando faltan menos de tres meses para las elecciones municipales, Pisarello propuso a las otras dos administraciones públicas que colaboren en un plan para recolocar a los manteros. Subrayó que han sacado “a más de 100 personas de la venta ambulante” gracias a los programas de inserción socio-laboral impulsados desde este Ayuntamiento.

La mano derecha de Ada Colau pidió a la Generalitat y al Estado un “plan de impulso” para “triplicar” entre 2019 y 2020 el número de personas en situación irregular que han encontrado una alternativa laboral. Sin embargo, aunque consigan el objetivo, no acabarían con el problema.

Desde los grupos de la oposición municipal siempre se ha reprochado al equipo de gobierno de Colau la protección que facilita a los manteros. Una circular de la Guardia Urbana prohíbe a los agentes actuar en el metro. Insisten que con esta actitud han agravado la situación al generar un efecto llamada.

Pisarello puso como modelo de “colaboración” el despliegue policial que se ha realizado en las últimas semanas en el llamado intercambiador de la estación de metro de plaza Cataluña. Era el gran bazar barcelonés de la venta ambulante ilegal. Un santuario para los manteros, donde se sentían a salvo de la policía. Finalmente, se impidió la venta en este recinto, pero eso ocurrió hace tan solo unas semanas.

El plan de Pisarello

En la reunión de esta tarde con representantes policiales y de la Generalitat, Pisarello esbozó un plan sobre los manteros basado en cuatro puntos: los dos primeros trataban de la intervención policial del espacio público, pero combinada con la intervención de educadores. Se pone el foco en la cadena de importación y distribución de mercancías falsificadas más que en la actividad de venta en la calle. En los otros dos puntos plantea alternativas socio-laborales y la “exploración de vías de regularización” de las personas en situación administrativa irregular.

Pisarello se perfila como el cabeza de lista de Catalunya en Comú-Podem por Barcelona en las elecciones generales del 28 de abril cuando, durante meses, se le situó como candidato a las europeas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad