Ada Colau, en un pleno municipal. /EFE/Marta Pérez

El top manta pone en peligro la seguridad del metro

stop

El PSC reclama que Bomberos y Protección Civil analicen la seguridad del metro por la presencia masiva de vendedores ambulantes en algunas estaciones

Barcelona, 09 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Los manteros se refugian en las estaciones del metro y del ferrocarril de Barcelona. Así se guarecen del frío, de la lluvia de los últimos días y, especialmente, de la Guardia Urbana. Una circular prohíbe a los agentes intervenir contra el top manta en recintos cerrados por motivos de seguridad. Sin embargo, la presencia masiva de vendedores en determinados puntos de la red de metro también puede suponer un peligro para la seguridad de los propios pasajeros.

El grupo municipal socialista solicitará en la próxima comisión de presidencia que se encarguen informes al cuerpo de Bomberos y a los servicios de Protección Civil sobre como afecta la presencia masiva de vendedores ambulantes en la seguridad de los accesos al metro. Recuerdan que estos accesos también son vías de evacuación en caso de emergencia.

El PSC insiste en que, desde diciembre pasado, se ha disparado la actividad del top manta en los accesos al metro precisamente porque la Guardia Urbana no puede actuar contra los manteros en el subsuelo barcelonés. Algunas estaciones, como las de plaza Catalunya, se han convertido en un zoco.

Diversos grupos de la oposición exigirán que se adopten medidas para garantizar la seguridad en el metro en la comisión de presidencia del próximo miércoles. Repetidamente, se ha advertido a la alcaldesa Ada Colau que la situación de la venta ambulante ilegal se le está escapando de las manos.

El PSC reclama informes a los Bomberos y a Protección Civil sobre el top manta dentro del metro

Ante las críticas generalizadas de la oposición política y de los sindicatos policiales, el equipo de gobierno de Colau está corrigiendo tímidamente algunas de sus decisiones más polémicas. Desde el pasado fin de semana se ha vuelto a autorizar la presencia de un agente de la Guardia Urbana en el centro de seguridad de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). En esta sala, situada en la estación de Sagrera, se puede visionar todas las cámaras de seguridad de la red de metro. El agente de la Guardia Urbana que se destinaba a este centro vigilaba los movimientos de manteros.

TMB expulsó al agente de la sala de control el 16 de diciembre pasado después de que se registrase un enfrentamiento entre manteros y efectivos de la Guardia Urbana en la estación de Plaza Catalunya. En cambió, no expulsó a los Mossos, que se encargan de la vigilancia de los carteristas.

Fuentes policiales indican que, pese a que se ha permitido la vuelta de los agentes a la sala de control, la situación no se ha normalizado. Antes siempre había un agente de turno, mientras que ahora su presencia es ocasional. Acudieron el sábado y el domingo, pero desde entonces no han vuelto.

Hemeroteca

Ada Colau Top Manta
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad