stop

El equipo de gobierno de Ada Colau constata de nuevo que no cuenta con apoyos suficientes para tirar adelante el proyecto de funeraria municipal

Economía Digital

Laia Ortiz, Ada Colau y Gerardo Pisarello en el reciente homenaje a las víctimas del atentado de Hipercor. /EFE/Alejandro García

Barcelona, 21 de junio de 2017 (21:52 CET)

El Ayuntamiento de Barcelona encargará un estudio independiente para evaluar el coste del posible recate de uno o más tanatorios municipales. Así se decidió en la comisión de presidencia de este miércoles, con los votos a favor del grupo demócrata (tal como se denomina ahora la antigua CiU), ERC y de las dos formaciones que integran el gobierno municipal, Bcomú y el PSC. Los grupos de Ciudadanos, PP y CUP se abstuvieron.

La concejal del grupo demócrata Sònia Recasens, que presentó la propuesta, lamentó que la alcaldesa Ada Colau “se empeñe” en poner en marcha un tanatorio municipal cuando la ciudad no necesita más salas de velatorio. Recasens exigió al equipo de gobierno “rigor y sensatez” y, por este motivo, defendió que se encargue un estudio “serio e independiente” para valorar si es necesario rescatar algún tanatorio. Las concesiones finalizan en el año 2021.

Sin apoyos políticos

En la comisión de presidencia de este miércoles se volvió a poner en evidencia que Colau no cuenta con suficientes apoyos para tirar adelante su proyecto de funeraria pública. El equipo de gobierno se vio obligado a retirar del orden del día del pleno del pasado abril el punto correspondiente a la creación de la funeraria y del tanatorio municipal. Tampoco consiguió que prosperara la venta de la participación del 15% que el ayuntamiento todavía posee de la empresa Serveis Funeraris de Barcelona (SFB).

El concejal de presidencia, Eloi Badia, encargó unos estudios sobre la funeraria municipal que cayeron por su propio peso. Desde la oposición política y las empresas del sector se le criticó por “falta de rigor”. 

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad