Alemany anima a preparar una hoja de ruta de la “rectificación” soberanista

stop

CAMBRA DE COMERÇ

24 de octubre de 2013 (18:11 CET)

Con gran prudencia, pero también con aplomo y determinación, el presidente de Abertis y del Carec --el consejo asesor en materia económica del President Artur Mas--, ha dibujado este jueves en la Cambra de Comerç una posible rectificación del proyecto soberanista, en el caso de que se vea imposible una salida política.

Salvador Alemany, que ha reclamado en todo momento un mayor esfuerzo para establecer puentes de diálogo entre el Gobierno central y el de la Generalitat, ha asegurado que todos deben tener “hojas de ruta claras”, y que también la vía de la rectificación, que surge en determinados círculos políticos y empresariales, “debe contar con una hoja de ruta”.

Todas las salidas, con todas las consecuencias

Es decir, Alemany ha reclamado que se prevean todas las consecuencias, y que se asuman todos los pasos necesarios, tanto si se sigue el camino del choque institucional, como el de esa supuesta rectificación. “Si algunos creen que no hay que dialogar, y no digo desde que lado, porque no hay una hoja de ruta en el camino iniciado, también hay que comenzar a analizar si la alternativa, que sería la rectificación, tiene hoja de ruta”, ha asegurado, tras una conferencia en la Cambra sobre los retos a medio y largo plazo de la economía catalana.

Alemany ha querido ir con pies de plomo, pero se le ha entendido todo, como ocurrió este martes con el discurso del presidente de la Cambra de Comerç, Miquel Valls, que ha acompañado al presidente del Abertis. Por un lado, ha rechazado que los empresarios deban estar en el centro del debate político sobre el proyecto soberanista. Y por otro, ha sostenido que, por ahora, las relaciones empresariales no se han visto perjudicadas por el clima político, y que el tejido empresarial debe seguir su actividad, más allá de las distancias políticas que se han evidenciado entre los dos gobiernos, el español y el catalán.

La afirmación, en todo caso, ha sido ilustrativa: “Es más útil para la empresa individual no tener un posicionamiento político público”.

Son las instituciones, no la economía

El presidente del consejo de sabios del President Mas ha incidido en la necesidad de acometer reformas estructurales, y que una de ellas se debería centrar en la administración pública catalana, que copió “todos los vicios” de la español. Para Alemany el problema “institucional”, la calidad de las instituciones, es fundamental para poder superar la crisis económica, una idea que ha ido cobrando fuerza en el último año en el conjunto de España por parte de diferentes expertos.

El problema es que, aunque el diagnóstico, comienza a ser preciso, los dos grandes actores políticos, el PP y el PSOE no parecen dispuestos a abordar esas necesarias reformas institucionales.

Alemany ha anunciado que el Carec, después de diferentes informes sobre fiscalidad, transparencia institucional, y retos económicos de largo alcance, prepara un estudio sobre la formación profesional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad