Cayetana Álvarez de Toledo junto a Alejandro Fernández a su llegada al Parlament de Cataluña para presenciar el debate de política general

Álvarez de Toledo (PP) quiere otra táctica con el mismo equipo en BCN

stop

El PP reúne este domingo a su comité electoral para cerrar las candidaturas electorales de cara al 10-N con un ojo puesto en Cataluña

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Cayetana Álvarez de Toledo junto a Alejandro Fernández a su llegada al Parlament de Cataluña para presenciar el debate de política general

Barcelona, 05 de octubre de 2019 (04:55 CET)

Las campañas electorales encierran tantas incógnitas como expectativas. Incógnitas porque la eficacia de los nuevos candidatos es imprevisible y expectativas porque no hay factor que condicione tanto una campaña como las encuestas.

El PP afronta la campaña de las elecciones generales del 10 de noviembre con menos incógnitas y mejores expectativas. El fichaje estrella de Pablo Casado para los comicios del 28 de abril, Cayetana Álvarez de Toledo, era un enorme interrogante porque no era una política al uso. Pero su rendimiento no sólo ha resultado convincente puertas adentro del PP, sino también influyente.

Convincente porque dirigentes del PP consideran que fue un acierto colocar el 28-A a Álvarez de Toledo como número uno por Barcelona, una plaza complicada, ya que las encuestas de la anterior campaña pronosticaban entre 0 y 2 escaños en esta demarcación para los populares. "Podíamos habernos quedado sin ningún diputado y nos ayudó a conseguir uno", dicen en el PP.

Los analistas de La Plaza debaten en el episodio de esta semana sobre los primeros pasos de la precampaña

A pesar de su imagen algo diva, Álvarez de Toledo ha proporcionado a los populares notoriedad y discurso. "Antes, con Dolors Montserrat, perdíamos casi todos los duelos con Carmen Calvo. Ahora ocurre al contrario", celebran en el PP.

La ideóloga del PP de Casado

Desde que Casado la embarcó a su proyecto, la dirigente no ha hecho más que ganar influencia. A ella se atribuye, nada más y nada menos, que el proyecto de España Suma, eje vertebrador del discurso del PP en los últimos meses.

El líder del PP no dudó en volver a proponer a Álvarez de Toledo el cartel de Barcelona. En congruencia con su bandera de España Suma, ofreció a Inés Arrimadas (candidata de Ciudadanos por Barcelona) una candidatura conjunta e incluso su propia cabeza. 

"En aras de España Suma, yo renuncio a encabezar la lista por Barcelona en favor de Inés Arrimadas. Este proyecto es una operación inteligente, generosa, noble, de las más necesarias de la política española y estoy segura que con esfuerzo se acabará haciendo", planteó. Pero Ciudadanos rechazó la idea, igual que hizo con todas las propuestas del PP que llevaban el sello de España Suma.

Ahora Álvarez de Toledo vuelve a la carga en Barcelona y lo modificar la estrategia, menos centrada en endurecer el discurso del PP sobre la unidad de España para evitar fugas a Vox y más orientada a recoser el constitucionalismo. 

La número uno por Barcelona y la dirección del PP querrían repetir la lista con Joan López Alegre como número dos. Pero el interesado no acaba de deshojar la margarita, preocupado por los costes de aparcar su vida privada. El desenlace se sabrá este fin de semana, puesto que el PP reúne a su comité electoral este domingo para cerrar sus candidaturas.

 

Hemeroteca

Partido Popular
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad