Aragonès y Torra, en una reunión del gobierno catalán. EFE/Quique García

Aragonès promete más gasto para engrasar los contactos por las cuentas

stop

La Generalitat prevé un incremento de 2.500 millones en gasto social en el esbozo de los presupuestos que empezará a negociar la semana que viene

Barcelona, 28 de agosto de 2019 (12:28 CET)

La Generalitat sigue sin tener la concreción de los recortes que tiene que aplicar de aquí a fin de año, pero vende que ya está metida en faena para buscar apoyos para los presupuestos del año que viene, cuyo primer esbozo prevé un incremento de la inversión social de 2.500 millones respecto de las cuentas de 2017, que son las últimas que se aprobaron.

Si la comparación se hace con el anteproyecto de presupuestos que el govern de Quim Torra elaboró para este 2019 pero que no llegó ni a aprobar el consejo ejecutivo para así no pasar por el Parlament, donde carecía de apoyos para prosperar, el incremento previsto del gasto es de 795 millones, según los datos avanzados por Catalunya Ràdio y Rac-1 y confirmados por la conselleria de Economía.

El esbozo presupuestario del govern plantea refuerzos en tres grandes ámbitos: sanidad, educación y seguridad. El aumento del gasto serviría para nuevas promociones que ampliarían las plantillas de Mossos d'Esquadra y bomberos, financiar plazas de guardería o reducir tasas universitarias. Además, se priorizaría finalizar el tramo central de la L9 del metro, según dijo el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, en una entrevista en la radio pública catalana.

Ronda de contactos por las cuentas

Este miércoles ha sido el día escogido para escenificar el inicio de las conversaciones, pero las reuniones agendadas hoy a modo de pistoletazo de salida de la ronda de contactos son con los grupos parlamentarios de ERC, el partido al que pertenece el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès, y con sus socios de Junts per Catalunya (JxCat). Los contactos con el resto de grupos no arrancarán hasta la semana que viene, y por el momento, las citas no tienen fecha. 

La CUP y los comunes se han abierto a negociar las cuentas, aunque los cuperos supeditan su apoyo a que no se hagan en clave autonómica. También lo hizo el PSC, pero retiró la oferta después de que el president Torra abogara la semana pasada por la "confrontación"con el Estado y de que Aragonès anunciara que llevará al Gobierno a los tribunales por el impago de 1.317 millones en concepto de recursos del sistema de financiación autonómica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad