Arturo Fernández devolverá 37.000 euros que gastó con las tarjetas opacas

stop

El vicepresidente de la CEOE sostiene que nadie le avisó de que eran ilegales

El presidente de Grupo Cantoblanco, Arturo Fernández | EFE

06 de octubre de 2014 (10:25 CET)

El vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, ha anunciado que este mismo lunes devolverá los 37.000 euros que gastó con las tarjetas opacas de Caja Madrid. Las mismas con las que 86 directivos y consejeros cargaron gastos personales que en nueve años superaron los 15 millones de euros.

Fernández ha defendido en RNE el uso que hizo de las polémicas tarjetas de la entidad reconvertida en Bankia, porque nadie le avisó de que era opaca e ilegal.

Declaración ante Hacienda

"Cuando llegamos a Caja Madrid, nadie dijo que esto era una tarjeta opaca. De ser así, nadie la hubiera cogido. Lo lamentable es que esta situación ocurra con consejeros y con una entidad como Caja Madrid. Debían habernos dado explicaciones", ha defendido el también presidente de la patronal madrileña.

Fernández ha añadido que comprobará con sus abogados si los 37.000 euros que prevé devolver se declararon ante Hacienda "debidamente".

El escándalo se ha saldado con varias dimisiones y ceses en la última semana, aunque el número dos de la CEOE ha sentenciado: "Si por esta cuestión hay que dimitir, lo tendré que pensar. No creo que sea motivo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad