El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu, en su intervención este martes en la comisión parlamentaria sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña. /EFE/ Quique García

Banc Sabadell se fue de Cataluña por “motivos técnicos y no políticos”

stop

Josep Oliu argumenta el traslado de la sede de Banc Sabadell a Alicante por la fuga de 4.600 millones de euros en depósitos

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu, en su intervención este martes en la comisión parlamentaria sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña. /EFE/ Quique García

25 de febrero de 2020 (13:27 CET)

El presidente de Bac Sabadell, Josep Oliu, aseguró este martes en el parlamento de Cataluña que la entidad trasladó su sede social de Barcelona a Alicante en octubre de 2017 por “motivos técnicos y no políticos”.

Oliu hizo esta precisión en la comisión parlamentaria sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución por el que se intervino la Generalitat cuando la presidia Carles Puigdemont. El Parlament ha citado a Oliu, así como a Isidro Fainé (La Caixa) y Jordi Gual (Caixabank) pero la asistencia de parlamentarios a la comisión ha sido escaso.

En su primera intervención, Oliu recordó que el 5 de octubre de 2017, cinco días después del referéndum de independencia, decidieron el traslado de la sede social de Banc Sabadell a Alicante. Aseguró que adoptaron esta “decisión no deseada” por motivos técnicos relacionados con la “incertidumbre e inquietud por el movimiento de saldos”.

Oliu relató que la inquietud creció de “manera exponencial” a partir del 1 de octubre. La salida de depósitos se disparó. Se perdieron 4.600 millones de euros de saldos tan solo en la primera semana de octubre. El 57% salieron de Cataluña y el 47% de España. Eso demuestra, según Oliu, que “había más miedo en Cataluña que en España”.

Reuniones con políticos

Negó que existieran presiones políticas para trasladar la sede social. Indicó que, con antelación, comunicó esta intención al entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; al vicepresidente, Oriol Junqueras; y a la presidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell. Indicó que estos estaban alertados de los pasos que adoptaría Banc Sabadell. Después informó de la decisión al entonces ministro de Economía, Luis de Guindos; y al Banco de España.

No solo negó que se retiraran fondos públicos sino que aseguró que aumentaron durante el mes de octubre. Indicó que los fondos procedentes del sector público aumentaron en mil millones. Insistió en que las retiradas de depósitos procedían únicamente del sector privado.

A preguntas de los diputados, Oliu reiteró que el “caso desgraciado” del traslado de sede no se produjo por presiones políticas sino por un “ejercicio de responsabilidad bancaria”. Afirmó que los resultados confirman que acertaron con la decisión. Cerraron el año con un incremento de fondos de 700 millones superior al que se registró en octubre.

Sobre la posibilidad de trasladar de nuevo la sede a Cataluña, Oliu afirmó que no está sobre la mesa. Aseguró que para dar este paso deben existir “motivaciones” que “no se dan en estos momentos”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad