Rodrigo Rato, expresidente de Bankia. EFE

Bankia defiende a Rodrigo Rato en un informe pericial

stop

Bankia aporta un nuevo informe perital que concluye que el equipo de Rodrigo Rato no cometió irregularidades contables durante la salida del banco a Bolsa

Barcelona, 06 de enero de 2019 (12:56 CET)

Un nuevo informe pericial concluye que el equipo del ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, actuó con "racionalidad económica" y no cometió irregularidades contables durante la salida a Bolsa de la entidad, en julio de 2011. El documento avala la misma tesis de defensa de Rato y los principales acusados en el caso Bankia.

El informe, elaborado por el catedrático de economía financiera y contabilidad de la Universidad de Navarra, Germán López Espinosa, fue aportado por Bankia a la causa que juzga su salida a Bolsa. Entonces, no se podía predecir la "enorme dureza" de la crisis y su contagio al sector bancario, concluye el documento.

El juicio del caso Bankia empezó a finales de noviembre de 2018, un mes después de que Rato ingresó en la cárcel de Soto de Real para hacer efectiva su condena de cuatro años y medio de cárcel por el caso de las tarjetas black.

Nuevo informe perital de Bankia: "No hay evidencia de sesgo"

El perito judicial, a instancias de la propia Bankia, defiende que las decisiones adoptadas en 2011 se tomaron en función de los escenarios más probables que los organismos internacionales habían publicado hasta ese momento. No esperaban, por ejemplo, los dos decretos "Guindos" de 2012, ante los cuales Bankia actuó con "racionalidad económica", dice el informe.

López Espinosa, para elaborar el documento, tomó en cuenta la práctica totalidad de los préstamos del Grupo BFA/Bankia y no una muestra, como sucedió con los informes de los peritos aportados por el Banco de España. Y, con base en ese listado de casi 1,5 millones de préstamos, concluye que no se aplicó de forma irregular la normativa contable.

Cuando Bankia salió a Bolsa, "existía información precisa sobre su situación financiera y patrimonial, los factores de riesgo, las expectativas existentes en dicho momento y el efecto de posibles escenarios macroeconóómicos adversos", argumentó el catedrático, y agregó que no hay evidencia de errores materiales, deficiencias informativas o cualquier tipo de sesgo.

El informe señala además que no se puede demostrar déficit alguno en la constitución del SIP de las siete cajas (Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja Rioja y las de Ávila y Segovia).

Las circunstancias eran "impredecibles", dice el documento revelado este domingo por Efe, porque en 2012 se esperaba un euríbor a 3 meses del 2,3% y en el peor de los escenarios se contempló que fuera del 3,1%, pero el indicador se situó en julio de ese año en el 0,5% y concluyó el ejercicio en el 0,19%.

Hubo también un fallo imprevisible en el mercado de la financiación mayorista, sin el cual los bancos no funcionan correctamente y dependen del BCE, otra razón por la que no era posible anticipar lo que ocurriría con Bankia tras su salida a Bolsa, según López Espinosa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad