Boi Ruiz cifra en 13 euros anuales el coste real del copago catalán

stop

A partir de este sábado se empezará a aplicar la polémica tasa del euro por receta

Boi Ruiz, conselle de Salut de la Generalitat

18 de junio de 2012 (13:13 CET)

El conseller de Salut de la Generalitat, Boi Ruiz, ha defendido este lunes por la mañana el modelo de copago (o repago) catalán, el polémico euro por receta. A pesar de las dudas sobre su constitucionalidad, a partir del sábado las farmacias catalanas empezarán a cobrar por los medicamentos. Una tasa que supondrá que cada catalán pague una media de 13 euros anuales por receta médica, según calcula el propio Ejecutivo.

Ruiz ha remarcado en rueda de prensa que la nueva tasa “no supondrá nunca una barrera de acceso” a los tratamientos. Recuerda que hay 127.000 personas que reciben una pensión no contributiva o tienen una renta mínima de inserción, entre otras excepcionalidades, que estarán exentas de pago.

En cuanto a los enfermos crónicos, el político explica que no pagarán más de 36 recetas en lo que resta de 2012. Asegura que los farmacéuticos tendrán un aplicativo informático que reconocerá a los pacientes que lleguen a esa cifra y, por lo tanto, quedarán excluidos del copago. Calculan que serán unas 800.000 persones. Asimismo, el software servirá para que queden fuera del modelo de repago los fármacos que valen menos de 1,67 euros.

Recaudación

La Generalitat espera recaudar unos 100 millones de euros anuales con el nuevo peaje, el primero de estas características que se aplica en España. Afirma que tiene como objetivo racionalizar en el consumo de fármacos y, de paso, ahorrar en esta partida presupuestaria.

Desde la conselleria niegan que sea una medida recaudatoria. Una afirmación que justifican con el fin del copago. A diferencia de otros nuevos ingresos del Govern catalán, no irá a pagar deuda de la comunidad: revertirá directamente sobre el sistema sanitario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad