Josep Borrell, en una imagen de archivo. EFE/Ballesteros

Borrell corrige sus declaraciones sobre los presos independentistas

stop

"No estoy pidiendo la liberación de los políticos presos", insiste el ministro de Exteriores tras la polémica por sus afirmaciones el día de la Diada

Barcelona, 13 de septiembre de 2018 (13:58 CET)

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, ha tenido que salir al paso de las reacciones suscitadas por sus declaraciones a la BBC el pasado martes, cuando dijo que personalmente, preferiría que los políticos independentistas en prisión preventiva estuvieran en libertad.

En esa misma entrevista, Borrell también consideró que Cataluña es una nación, lo que también le ha propiciado duras críticas sobre todo por parte de Cs y el PP, mientras que los partidos independentistas se han aferrado a sus palabras para volver a pedirle al Gobierno de Pedro Sánchez que la fiscalía solicite la libertad de los encausados.

El ministro, entrevistado este jueves en Onda Cero, ha insistido en que habría preferido que al juez instructor del caso en Tribunal Supremo, Pablo Llarena, le hubieran parecido suficientes otras medidas que no hubieran comportado la prisión preventiva, algo que a su juicio habría contribuido a rebajar la tensión política en Cataluña. Pero también ha subrayado que la decisión corresponde al juez y que el Gobierno no tiene nada que decir al respecto.

"Es la justicia la que toma las decisiones y el gobierno no tiene nada que decir", ha zanjado el ministro

Las declaraciones llevaron a algunos medios a afirmar que había pedido la liberación de los políticos presos. "Me hubiera gustado que al juez instructor le hubieran parecido suficientes otras formas precautorias para evitar la fuga que evitasen la prisión condicional, pero esto no quiere decir que esté pidiendo la liberación de los políticos presos", ha dicho, para añadir: "Si no le parecen suficientes, lo entiendo también porque hubo cinco personas que se fugaron", ha matizado.

En ese sentido, ha apuntado que quizá quién más contribuyó a que el juez se decantara por enviar a los nueve encausados a prisión fue la huída del expresidente catalán Carles Puigdemont a Bélgica. En todo caso, "es la justicia la que toma las decisiones y el gobierno no tiene nada que decir", ha zanjado.

Borrell y el término nación

Borrell también ha abundado en el uso que él da al término "nación", "un concepto controvertido", ha dicho, "que admite cantidad de interpretaciones" y que el independendismo equipara a "Estado", un planteamiento, ha dicho, "que no deberíamos comprar". El ministro ha argumentado que Cataluña es para él una nación "sociológica" y "cultural", es decir, "que tiene un sentimiento de identidad colectivo". "No es la nación política que es la base de un Estado", ha insistido.

Borrell ha recordado que no es la primera vez que se tergiversan sus declaraciones, y ha recordado que cuando afirmó que para curar las heridas en Cataluña antes hay que desinfectarlas fue acusado de abogar por desinfectar Cataluña de independentistas.

"Quien dice eso y lo sigue diciendo son una panda de inmorales, mienten al más puro estilo con el que el nazismo hacía propaganda, mintiendo descaradamente, descalificando al contrario, animalizándole", ha dicho, y ha advertido que ahora habrá quien diga que ha equiparado el independentismo al nazismo. "Lo que he dicho es que los que usan este tipo de trucos dialécticos están utilizando la misma tecnología que en su día se utilizó para descalificar al contrario", ha precisado a continuación. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad