Cameron deja este miércoles Downing Street

stop

Le sustituirá en el cargo Theresa May, nueva líder del Partido Conservador y única candidata a suceder al primer ministro británico

El primer ministro británico, David Cameron / EFE/Facundo Arrizabalaga

Barcelona, 11 de julio de 2016 (17:24 CET)

David Cameron dejará este miércoles el 10 de Downing Street. Así lo ha confirmado el propio primer ministro del Reino Unido, quien ya había anunciado su salida nada más conocerse el resultado de la votación sobre la permanencia de su país en la Unión Europea.

En el cargo le sustituirá Theresa May, única candidata del Partido Conservador para suceder a Cameron, tras la renuncia del resto de sus rivales. La última de ellas, Andrea Leadsom, lo ha anunciado en el mediodía de este lunes. Antes ya lo había hecho la cara más conocida entre los tories, Boris Johnson.

De este modo, Cameron presidirá el martes su última reunión con el gabinete del ejecutivo británico, para posteriormente presentar su renuncia oficial ante la reina Isabel II.
 
 
Actual ministra de Interior 

"Estoy encantado con que Theresa May vaya a ser la próxima primera ministra. Es fuerte, competente y es más que capaz de desempeñar el liderazgo que el país va a necesitar en los años venideros", ha asegurado el todavía primer ministro, sobre la actual titular de Interior.

Leadsom había conseguido el apoyo de 84 diputados conservadores, frente a los 199 obtenidos por May. La hasta ahora secretaria de Energía del Gobierno británico ha considerado sus apoyos "insuficientes" para continuar en la carrera, poniendo en bandeja el liderato a May, quien "garantizará la salida de la UE y la unidad del partido", ha asegurado la política.

¿Referéndum vinculante?

La noticia de la salida inminente de Cameron coincide con la publicación de una carta de 1.000 abogados en la que dudan del carácter vinculante de la votación y el resultado del brexit. Tal y como adelantó Economía Digital la semana pasada, según estos letrados la palabra final la debería tener el Parlamento británico. Un paso, eso sí, que debería ser dado por el ejecutivo de las islas. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad