La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, exige a la Generalitat que pague sus deudas del canal Segarra-Garrigues. / EFE/Fernando Alvarado

El Gobierno denuncia a la Generalitat por una deuda de 74 millones

stop

El gobierno de Rajoy reclama ante el TSJC las deudas pendientes por la ejecución de la red principal del canal Segarra-Garrigues, en Lleida

Economía Digital

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, exige a la Generalitat que pague sus deudas del canal Segarra-Garrigues. / EFE/Fernando Alvarado

Barcelona, 13 de abril de 2017 (12:00 CET)

Nuevo conflicto entre el Gobierno y la Generalitat. Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), empresa pública tutelada por el ministerio de Agricultura, ha presentando un contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por el cual reclama a la Generalitat una deuda de casi 75 millones de euros por las obras del canal Segarra-Garrigues (Lleida).

Acuaes exige el pago de una “deuda pendiente” por un importe de 74.581.109,54 euros por la “ejecución, financiación y explotación” del canal de riego, la principal obra hidráulica que se está construyendo en España, según informa Expansión.

Segarra-Garrigues: conflicto entre García Tejerina y Meritxell Serret por el pago de las obras

Este conflicto enfrenta a la ministra Isabel García Tejerina con la consejera Meritxell Serret, titulares de Agricultura en sus respectivos gobiernos. Fuentes del departamento de Serret confirmaron a Economía Digital la presentación del contencioso aunque no aportaron más detalles. La Generalitat ha preferido realizar otras inversiones en la red secundaria del canal, para hacer llegar el agua a los regantes, antes que satisfacer la factura que les reclama Acuaes.

Acuaes está realizando dos obra más en Cataluña

En 2006, el Gobierno central y la Generalitat firmaron un convenio de colaboración por el cual la financiación del tramo central del canal, entre los embalses de Rialb y L’Albagès, era financiada a partes iguales por el Estado y los regantes. No obstante, la Generalitat asumió los importes de estos últimos. El costo de este tramo es de 444 millones de euros. El presupuesto total del Segarra-Garrigues, incluidas sus redes secundarias, se eleva a más de 1.500 millones de euros, de los que la Generalitat asume el 85% y el gobierno el 15% restante. La rentabilidad de esta obra se ha puesto repetidamente en duda.

Ante el impago de la Generalitat, Acuaes ha optado por la vía del contencioso. Esta es una empresa pública estatal, dirigida por Aranzazu Vallejo, que tiene como objeto la construcción y gestión de infraestructuras hidráulicas en las principales cuencas fluviales de España. En Cataluña, en estos momentos también está ejecutando obras de abastecimiento de aguas a Lleida desde el pantano de Santa Ana y en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) del Baix Llobregat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad