Padres de alumnos de la Escola Diputació de Barcelona en actividades previas al 1-O. /Archivo
stop

Una directora territorial de Enseñanza envió un mail el 2 de octubre pidiendo que "todos los alumnos" protestaran contra las cargas policiales del 1-O

Barcelona, 05 de mayo de 2018 (11:27 CET)

El Ministerio de Educación está estudiando 70 casos de posible adoctrinamiento escolar independentista en Cataluña. Las pruebas en este sentido continúan acumulándose. Un correo electrónico enviado por una dirección territorial de Enseñanza, y difundido el sábado por El País, ha contribuido a reforzar las sospecha, puesto que figuran instrucciones muy claras para unirse a las protestas relacionadas con la jornada del 1 de octubre.

Se trata de un mail enviado el lunes 2 de octubre por la directora territorial de Enseñanza de la comarca del Baix Llobregat de Barcelona, Núria Vallduriola, quien en su misiva solicitó "hacer un llamamiento a la paz y la no violencia en todos los centros docentes".

Vallduria se refería así a la actuación de las fuerzas policiales que intentaron detener el referéndum del 1 de octubre y a los heridos resultantes de las cargas policiales. La directora territorial buscaba que "todos los alumnos" protagonizaran actos de protesta por la actuación de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

"La instrumentalización de los niños con este pretexto era tan burda que yo y algún compañero nos pusimos de perfil", dice un docente de Cataluña

"Os pedimos que organicéis un acto hoy a las 12 horas dentro del recinto escolar con todos los alumnos y profesores/as”, continuó el mensaje. Vallduria también solicitó a cada centro escolar hacer “la máxima difusión del acto".

El Baix Llobregat es la tercera comarca más poblada de Cataluña. Tiene más de 800.000 habitantes y es una de las zonas menos independentistas de la comunidad autónoma. Allí, los partidos secesionistas se hicieron con apenas el 33% de los votos en las elecciones del 21-D.

"La instrumentalización de los niños con este pretexto era tan burda que yo y algún compañero nos pusimos de perfil", contó un docente bajo condición de anonimato. "Otros docentes sí instaron a los alumnos a bajar al patio, aunque no todos lo hicieron", agregó.

"La violencia no tiene ninguna justificación", dijo una escuela catalana en su sitio web. "Solo eran personas que querían votar pacíficamente"

Una de las escuelas, la de Garbí de Esplugues, hizo caso a la directora territorial y dejó constancia de ello en su sitio web, en el que explicó que "todos los alumnos y educadores hemos hecho 15 minutos de silencio para recordar que la paz y la no violencia son pilares de la buena convivencia".

"La violencia extrema recibida ayer por muchos ciudadanos no tiene ninguna justificación. Solo eran personas que querían votar pacíficamente", agregó la escuela en su web.

Algunas fuentes de la comarca señalan que Vallduriola también tuvo un papel importante en los preparativos del 1-O en el Baix Llobregat.

También se sabe que su mensaje llegó al instituto El Palau, en Sant Andreu de la Barca, un centro en el que se presentó una denuncia contra nueve profesores que expresaron opiniones ofensivas sobre la Guardia Civil a los hijos de los policías que estudiaban allí.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad