Cargos independentistas y jubilados acuden a la llamada de rebato

stop

Carles Puigdemont y la mayor parte de sus consejeros arropan a la presidenta del parlamento catalán antes de declarar ante la juez por desobediencia y prevaricación

Economía Digital

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, junto a Junqueras, Mas y otros altos cargos del soberanismo, a su llegada al TSJC en diciembre pasado. EFE/Alejandro García
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, junto a Junqueras, Mas y otros altos cargos del soberanismo, a su llegada al TSJC en diciembre pasado. EFE/Alejandro García

Barcelona, 16 de diciembre de 2016 (10:02 CET)

La presidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell (JXSI), ha declarado este viernes durante media hora en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Forcadell respondió a las preguntas de la juez por los presuntos delitos de desobediencia y prevaricación.

Forcadell declara como investigada (antes imputada) por desobedecer al Tribunal Constitucional (TC) al haber permitido el debate y votación de un documento de la comisión de estudio del proceso constituyente catalán que abría la puerta a una vía unilateral hacia la independencia.

Como ya ocurriera el 15 de octubre de 2015, cuando le tocó declarar al expresidente, Artur Mas (JXSI) por su papel en la consulta del 9N de 2014, Forcadell ha recibido el apoyo de los soberanistas que han respondido a la convocatoria de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural, la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y la Asociación Catalana de Municipios (ACM).

Sobre las 8:30 horas, los miembros del gobierno de la Generalitat, incluido el presidente Carles Puigdemont (JXSI), y el vicepresidente, Oriol Junqueras (JXSI), han llegado al parlamento, donde ya se reunían diputados de Junts pel sí, la CUP y Catalunya sí que es pot.



La comitiva, encabezada por Forcadell y Puigdemont y formada por centenares de alcaldes y concejales de formaciones soberanistas -entre ellos el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello (BC)-, se ha dirigido a pie hacia el TSJC. Han cantado el himno de els segadors, antes de que Forcadell subiera las escalinatas del Palacio de Justicia para declarar.

Forcadell, defendida por el abogado Andreu Van den Eynde, compareció ante la magistrada que instruye el caso, María Eugenia Alegret, miembro de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura y que presidió el TSJC entre 2004 y 2010. A la declaración está previsto que también asistan el fiscal Superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, y el teniente fiscal, Francisco Bañeres.

A su salida del tribunal, un gran grupo de personas, compuesto por altos cargos independentistas y jubilados, esperaba a Forcadell, que ha abandonado el lugar envuelta en vítores y proclamas independentistas.

Enric Millo ataca a los desobedientes

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo (PP), ha dicho que es "falso" que los actos de apoyo a Forcadell sean en defensa de la democracia, sino que son "a favor de la desobediencia", y ha recordado que "hoy no se investiga ni se persigue a nadie por defender unas ideas, sino por desobedecer a un tribunal".

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Millo ha afirmado que "lo que estamos viendo hoy es personas que se manifiestan, no en apoyo a la democracia sino en apoyo a la desobediencia, y es aquí donde nace la confusión". "Es importante decir las cosas por su nombre porque, si no, se confunde a la gente. No se persigue a nadie por sus ideas, eso es falso", ha subrayado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad