CCOO arrecia la batalla en Antifraude contra la familia Conesa

stop

El sindicato presenta la tercera denuncia en la Oficina Antifraude contra Alfons Conesa, padre de la presidenta de la mayor diputación de España

El ex director de la Agencia Catalana del Consumo, Alfons Conesa Badiella | GENCAT

Barcelona, 26 de enero de 2017 (05:00 CET)

Comisiones Obreras (CCOO) interpondrá esta semana la tercera denuncia ante la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC) contra Alfons Conesa, ex director de la Agencia Catalana de Consumo de la Generalitat y padre de Mercè Conesa, presidenta de la Diputación de Barcelona --la mayor de España-- y dirigente del PDECat. Fuentes del sindicato confirman que tiene a punto una nueva denuncia contra Alfons Conesa por una supuesta vulneración del régimen de incompatibilidades de altos cargos.

En septiembre pasado, tan sólo nueve meses después de cesar como director de Consumo, entró como patrono de la Fundación Dir, vinculada al grupo del mismo nombre que gestiona una cadena de gimnasios.

Las mismas fuentes indican que la Agencia Catalana de Consumo, en la etapa de Conesa, medió en conflictos del sector de los gimnasios. Esta será la tercera denuncia que interpone contra Conesa ante Antifraude. La primera, que presentaron en 2013, se está tramitando en estos momentos en el juzgado de instrucción número 8 de Barcelona. Según avanzó Economía Digital, Conesa declaró en este juzgado el 4 de octubre pasado en calidad de investigado (antes imputado) por los presuntos delitos de prevaricación, falsificación documental y revelación de información privilegiada.  

CCOO mantiene que la Agencia Catalana de Consumo, cuando estaba encabezada por Conesa, contrato mediante el llamado procedimiento negociado los servicios del bufete AGM Abogados, con el que mantuvo una relación mercantil uno de sus hijos. Este despacho se encargó de tramitar las reclamaciones de preferentistas de las antiguas cajas de ahorros, pese a que la Generalitat no tenía las competencias para hacerlo.

Competencia abre un expediente sancionador 

El juzgado de instrucción número 8 de Barcelona tan sólo investiga por estos hechos a Alfons Conesa. No obstante, la Autoridad Catalana de la Competencia abrió un expediente sancionador contra AGM y tres des sus abogados, entre los que figura el hijo de Conesa, por "presuntas prácticas restrictivas de la competencia". AGM se impuso en el concurso restringido convocado por el departamento de empresa de la Generalitat.  

CCOO también denunció a Conesa en junio pasado por supuesta incompatibilidad, aunque en esta ocasión la Oficina Antifraude optó por el archivo. Cuando cesó como director de la agencia de la Generalitat, Conesa pasó a prestar sus servicios en el área de consumo de la patronal vallesana CECOT, próxima al PDECat. El sindicato consideraba que incumplía el régimen de incompatibilidades de altos cargos, pero Antifraude no lo consideró así.

Patrono de la Fundación Dir

Ahora, la sección sindical de CCOO del departamento de empresa presentará su tercera denuncia contra Conesa, también por supuesta incompatibilidad, por haber entrado en el patronato de la Fundación Dir. Desde el sindicato se recuerda que la Agencia Catalana de Consumo se posicionó a favor de la presencia de un técnico de deporte durante todo el horario de apertura de los gimnasios, aunque esta medida podría acarrear al cierre de los llamados gimnasios "low cost" o "24 horas".

Las grandes empresas del sector, como Dir --fundada por Ramon Canela--, apoyaban la propuesta. Según informó El Confidencial, esta medida se ha colado en el proyecto de ley de acompañamiento de los presupuestos de la Generalitat, que Oriol Junqueras (ERC) tiene pendiente de aprobación en el parlamento catalán. Fuentes del grupo de gimnasios Dir indicaron que la incorporación de Conesa se enmarca en la "renovación del patronato" de su fundación.

Los cargos de patrono no están remunerados. No se dieron más explicaciones. Este medio contactó con la CECOT para recabar la versión de Conesa, pero al cierre de esta información no había respondido a la petición. Cuando Artur Mas llegó a la presidencia de la Generalitat en 2011, el entonces consejero de empresa, Felip Puig (PDECat), confió la Agencia Catalana de Consumo a Alfons Conesa, pese a que, por aquel entonces, contaba 69 años de edad y era su primer cargo en la administración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad