Puigdemont quiere que la pregunta en el referéndum no de lugar a confusiones. / ED-Archivo

Los catalanes contrarios a la independencia se disparan

stop

Los catalanes contrarios a la independencia se disparan tras la condena a Mas por el 9N. Ya suponen cuatro puntos más que los que están a favor

Barcelona, 30 de marzo de 2017 (11:43 CET)

El independentismo pierde fuelle desde hace unos meses. Los catalanes contrarios a la secesión aumentan coincidiendo con la condena a Artur Mas y otros ex altos cargos de la Generalitat por la consulta del 9N. A día de hoy, el 48,5% de los catalanes rechaza la independencia, cuatro puntos más que sus partidarios (44,3%), de acuerdo al barómetro publicado este jueves por el Centro de Estudios de Opinión (CEO), dependiente de la Generalitat.

La diferencia con la encuesta previa, publicada en diciembre, es clara. Entonces los contrarios a la independencia suponían el 46,8% del censo, frente al 45,3% que se mostraba a favor, un punto y medio menos. Por tanto, en estos tres meses la diferencia se ha casi triplicado.

Por primera vez el estudio pregunta la opinión de los ciudadanos sobre la convocatoria de un referéndum sobre la independencia. En este caso son mayoría (50,3%) los que se muestran favorables a esta votación, sea o no pactada con el gobierno español, mientras que el 23,3% solo lo aceptaría si hay un acuerdo entre ambas administraciones. El 22,2% de los catalanes rechaza realizar una consulta de este tipo. El informe contempla un segundo posible escenario. Si el referéndum se convoca de manera unilateral por parte del ejecutivo de Carles Puigdemont, el 43,3% de los encuestados votaría a favor, por el 22,2% que lo haría en contra. Además el 6,2% votaría en blanco y el 20,7% -más de uno de cada cinco potenciales votantes- se abstendría.

El CEO de marzo incluye también una proyección de intención de voto si se convocasen ahora elecciones en Cataluña. De acuerdo a este estudio, los dos partidos que integran la coalición independentista de Junts pel sí (Pdecat y ERC) obtendría entre 58 y 60 diputados, por debajo de los 62 que tiene a día de hoy. Por su parte, la CUP bajaría a 8 diputados, frente a los diez actuales, con lo que peligraría la mayoría absoluta (68) del bloque independentista.

CEO marzo: peligra la mayoría absoluta independentista en el Parlament

La encuesta indica también que Ciudadanos bajaría de los actuales 25 escaños a 20-21 diputados, el PSC se mantendría en los 15-16, Catalunya sí que es pot subiría de 11 a 18-19 diputados y el PPC ganaría dos escaños y pasaría a tener 13 representantes. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad