CiU aprovecha la comisión de investigación sobre Pujol para atacar al PP

stop

COMISIÓN EN EL PARLAMENT

El ex presidente Jordi Pujol a punto de comparecer en el Parlament de Cataluña I EFE

17 de noviembre de 2014 (12:39 CET)

Convergència Democràtica sabe que corre un alto riesgo con la puesta en marcha de la comisión de investigación sobre el caso Pujol, pero trata de minimizarla. Esta semana los grupos parlamentarios deben acordar la lista de comparecencias. Y CiU, pese a que la comisión se centra en el caso de corrupción de Jordi Pujol –y se extenderá a la corrupción política en general-- el partido nacionalista sólo ha pedido, entre las filas de los convergentes, la comparecencia del propio ex president.

En cambio, ha querido aprovechar la comisión para pedir cuentas a dirigentes o ex dirigentes del PP, como el ex tesorero Luis Bárcenas; los ministros de Hacienda e Interior, Cristóbal Montoro y Jorge Fernández Díaz, o Jorge Moragas, jefe del gabinete del presidente Mariano Rajoy.

Más comparecientes del PP y del PSC

De hecho, CiU ha pedido más comparecientes del PP y del PSC que de la propia federación nacionalista, a diferencia de otros grupos que se han ceñido al caso Pujol y reclaman, como el propio PP, la asistencia de los siete hijos de Jordi Pujol, y de la esposa Marta Ferrusola, así como de familiares, como la mujer de Jordi Pujol Ferrusola, Mercè Gironés; o del suegro del hijo de Pujol, Ramon Gironès.

CiU ha querido que la comisión sirva, también, para esclarecer el asunto del caso Método 3, y ha pedido la comparecencia en la comisión de Alicia Sánchez-Camacho, y del ex secretario de organización y diputado del PSC en el Congreso, José Zaragoza. No ha olvidado CiU entrar en el caso Mercurio, reclamando que asista el ex alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, y el ex secretario de organización del PSC, Daniel Fernández.

El PP entra al trapo

Con esas peticiones, en realidad, CiU busca que la comisión acabe siendo un cajón de sastre, sin que los diputados puedan sacar nada en claro. La comisión, que preside el diputado de la CUP, David Fernández, deberá acordar con todos los grupos la lista final de comparecientes.

El PP se lo ha tomado en serio, para circunscribirse en el caso Pujol, y, junto con la petición de asistencia de todos los familiares de Pujol, reclama también que se expliquen en el Parlament Félix Millet y Jordi Montull, saqueadores confesos del Palau de la Música; así como la asistencia del cuñado de Artur Mas, Juan Antonio Rakosnik, cuya empresa ha estado vinculada a la Generalitat.

También pide que se explique el propio President Artur Mas, y el líder de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran Lleida. El PP no se ha olvidado tampoco del ex president José Montilla, ni del ex conseller en cap Josep Lluís Carod-Rovira, o de consellers como Felip Puig o Germà Gordó.

En el caso de Carod, el PP quiere recordarle las acusaciones que vertió, recientemente, cuando afirmó que CiU no recaudaba el 3% de las adjudicaciones de obras públicas, sino “un 5%”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad