CiU se encadena a ERC para apoyar las cuentas de 2014

stop

ACUERDO ECONÓMICO

22 de enero de 2014 (18:55 CET)

Ausentes el President Artur Mas y el jefe de la oposición, el líder de ERC, Oriol Junqueras. Ausentes en el debate de los presupuestos en el Parlament porque el acuerdo ya estaba cerrado, pero los grupos parlamentarios querían defender sus posiciones, para constatar que CiU se ha encadenado en todo a Esquerra Republicana para poder aprobar las cuentas de 2014, con el objetivo de poder celebrar la consulta soberanista el 9 de noviembre de este año.

CiU y ERC han defendido las cuentas con el argumento de que son “las más sociales de la historia”, si se tiene en cuenta el porcentaje de esas partidas en educación, sanidad o servicios sociales sobre el total del presupuesto. Pero, visto, precisamente, desde la globalidad de las cuentas, la oposición las ha calificado como “antisociales.

Justificación de 2.318 millones

La crítica de la oposición, sin embargo, se ha centrado en la falta de concreción de 2.318 millones, necesarios para cuadrar los presupuestos, que el conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, sigue sin poder detallar. CiU insiste en que esa partida se cubrirá con la venta de patrimonio y con posibles negociaciones con el Gobierno central. El diputado de CiU, Antoni Fernández Teixidó, ha admitido en el debate en la cámara catalana que no son las cuentas que le gustaría presentar al Govern de Artur Mas. “¿Es el presupuesto que desearíamos?, pues no, porque querríamos otro tipo de presupuestos, que pudiésemos controlar impuestos, que tuvieran más ingresos, que fueran expansivos, pero no lo podemos hacer”.

Teixidó, firme defensor de una bajada de la carga impositiva, ha considerado que las circunstancias obligan a presentar unas cuentas restrictivas.

Aumentar ingresos

Y, a falta de mejores perspectivas, el grupo de CiU ha destacado que las cuentas de 2014 se puedan aprobar por mayoría absoluta, con los votos de ERC. El diputado republicano, Pere Aragonés, ha considerado que la idea es “aumentar los ingresos”, justificando, con ello, la ley de acompañamiento, que incorpora nuevas tasas impositivas, y la recuperación del impuesto de sucesiones, un impuesto que eliminó Artur Mas en 2010, cuando accedió a la Generalitat.

Aragonés ha añadido, sin embargo, que espera que las cuentas de 2014 sean “los últimos presupuestos autonómicos de la historia”.

Precisamente ese ha sido también uno de los elementos centrales del debate, la idea de que CiU y ERC quieren hacer posible el referéndum soberanista, y que han ligado todos sus esfuerzos para ello. Ese reproche lo ha formulado el portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, al considerar que es la única preocupación de Artur Mas, criticando a Esquerra por olvidar sus postulados de “izquierda”.

También el grupo del PP catalán ha cargado contra el plan soberanista, insistiendo en que velará para que no se empleen cinco millones de euros del presupuesto en la consulta. Ese fue el motivo de presentar un recurso ante el Consell de Garanties Estatutàries, que acabó dando por buenas las cuentas de 2014.

Entrevista a Junqueras

Uno de los más interesados en destacar lo que representa el presupuesto de 2014 era el líder de ICV, Joan Herrera, consciente de que su formación también ha quedado ligada al bloque soberanista que acordó la pregunta y la fecha de la consulta soberanista. Herrera ha hecho un repaso de las políticas de inversión de la Generalitat: "Ha sido un presupuesto social solo en propaganda, porque en la cruda realidad, ni en las políticas educativas, ni sanitarias, ni sociales ni de ocupación lo encontramos".

También la CUP, que formó parte de ese bloque sobre la consulta, ha cargado contra las cuentas públicas, incidiendo en la deuda de la Generalitat y criticando la voracidad de los mercados, que no perdonan ni un euro de los intereses.

En todo caso, el debate ha constatado que CiU y ERC se ha unido, pese a que Oriol Junqueras siga ostentando el título de jefe de la oposición. Por ello, TV3 le entrevistará la próxima semana en horario de máxima audiencia, según ha anunciado este miércoles Rac1. Un jefe de la oposición que es ahora el más estrecho aliado de Artur Mas, aunque sin participar en las tareas del Govern.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad