La reina Sofía en la gala del Círculo del Liceo de Barcelona en febrero del año pasado con motivo de su 170 aniversario. / EFE/Marta Pérez
stop

El Ayuntamiento de Colau constata que el Círculo del Liceo mantiene las condiciones de su fundación en 1847, cuando no se requerían licencias de actividad

Josep Maria Casas

Economía Digital

La reina Sofía en la gala del Círculo del Liceo de Barcelona en febrero del año pasado con motivo de su 170 aniversario. / EFE/Marta Pérez

Barcelona, 27 de abril de 2018 (18:19 CET)

El Círculo del Liceo ofrece diversos servicios a sus socios, incluido el de restaurante, sin necesidad de disponer de licencias de actividad por tratarse de un club privado con 171 años de historia. Así se expone en la respuesta (ver documento) que el Ayuntamiento de Ada Colau da a una batería de preguntas formuladas por el concejal de la oposición Gerard Ardanuy, en las que pedía que se concretase si este elitista club privado disponía de licencia de concurrencia pública, restaurante, terraza o para el espacio de fumadores.

En la respuesta que firma la concejal del equipo de gobierno Gala Pin no se indica que el Círculo del Liceo disponga de licencias de actividad. Sin embargo, señala que “mantiene las condiciones de origen”, de su fundación e 1847, cuando “no era necesario la obtención de ninguna licencia, ni autorización municipal por las actividades de un club privado”.

El Círculo del Liceo comparte edificio con el Gran Teatro del Liceo aunque son entidades independientes. Mientras que el teatro dispone de las correspondientes licencias de actividad, tramitadas con motivo de su reconstrucción después del incendio de 1994, el Círculo del Liceo mantiene las “condiciones de origen” de cuando se fundó en el siglo XIX. Curiosamente, el club privado se libró dos veces de las llamas, en 1994 y en 1861.

Gala Pin recuerda que cuando se creó el Círculo del Liceo no se requerían licencias de actividad

En una larga respuesta, Gala Pin repasa dos siglos de ordenanzas municipales. Así, precisa que en las ordenanzas de 1891 “no se establecía ninguna obligación en relación a la obtención de licencias de actividad” por las actividades de club privado. Tampoco en las ordenanzas de 1947 ni en el “reglamento de actividades molestas” aprobado en 1961. No obstante, durante la vigencia de este último reglamento, indica que el Círculo consiguió en 1975 una licencia para los motores de las cámaras frigoríficas y de los aparatos de climatización. Estas son las únicas licencias que menciona el escrito de la concejal responsable del distrito de Ciutat Vella, donde está ubicado este club.

Entre los socios del Círculo del Liceo se abrió en los últimos meses una polémica sobre las licencias de actividad. Fuentes de la actual junta informaron que encargarían un informe jurídico al respecto. El club ha convocado el próximo 16 de mayo elecciones a presidente y junta directiva.

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad