La reina Sofía conversa con Ignacio García-Nieto en una cena de gala en el Círculo del Liceo el año pasado. Este jueves se anuncia la fecha de las elecciones para nombrar al sucesor de García-Nieto. /EFE/Marta Pérez

El Círculo del Liceo está bajo sospecha de operar sin licencias

stop

El Círculo del Liceo de Barcelona convoca las elecciones a presidente más crispadas de sus 170 años de historia

Josep Maria Casas

Economía Digital

La reina Sofía conversa con Ignacio García-Nieto en una cena de gala en el Círculo del Liceo el año pasado. Este jueves se anuncia la fecha de las elecciones para nombrar al sucesor de García-Nieto. /EFE/Marta Pérez

Barcelona, 05 de abril de 2018 (04:55 CET)

Un concejal de la oposición del Ayuntamiento de Barcelona ha preguntado a la alcaldesa, Ada Colau, por las licencias de actividad con las que opera el Círculo del Liceo, un elitista club privado con 170 años de historia que comparte edificio en La Rambla con el Gran Teatro del Liceo.

El Círculo dispone de unas elegantes instalaciones con restaurante, terraza de verano y espacio para fumadores, pero muchos de sus socios se preguntan ahora por las licencias que amparan estas actividades.

En un escrito fechado el 26 de febrero pasado, el concejal Gerard Ardanuy reclamó a la alcaldía que le informase por escrito sobre si el Círculo del Liceo dispone de licencia para la actividad de restaurante, de espacio para fumadores, para realizar actividades en su terraza e, incluso, por si tenía los correspondientes permisos de evacuación y accesibilidad. Todavía no ha recibido respuesta por parte del Ayuntamiento.

Muchos socios del Círculo del Liceo están inquietos por la continuidad de este elitista club privado

Economía Digital se ha dirigido a la gerencia del Círculo del Liceo sin recibir tampoco respuesta. Al cierre de esta información, ningún miembro de la junta se había puesto en contacto con la redacción para precisar con qué licencias de actividad operan.

Ardanuy es un concejal que no está adscrito a ningún grupo municipal después de abandonar las filas de CiU. Milita en Demòcrates de Catalunya, la escisión independentista de Unió. Precisamente, las preguntas de Ardanuy han alarmado a muchos socios del Círculo del Liceo, miembros de alta sociedad barcelonesa, que están inquietos por la continuidad de este elitista club privado. Algunos temen que operen sin licencia. Fuentes de la entidad aseguran que han preguntado por ello a la junta y que han recibido respuestas “alarmantes”.

La Guardia Urbana interrumpe una fiesta

La Guardia Urbana se presentó en junio pasado a una fiesta que se celebraba en la terraza del Círculo del Liceo. Acudieron a petición de los vecinos, molestos por la música y el bullicio que armaba un centenar socios. Uno de los asistentes relata que se personaron cinco agentes. Incluso preguntaron quién era el responsable y le exigieron que se identificara con el DNI.

Fuentes de la entidad apuntan que la junta ha invertido cerca de 300.000 euros para acondicionar la terraza para la celebración de fiestas. “¿Alguien tramitó el correspondiente permiso?”, se pregunta un socio.

La polémica de las licencias ha estallado coincidiendo con las elecciones para renovar a su junta directiva. Precisamente este jueves se ha convocado un almuerzo del senado del Círculo del Liceo para anunciar la fecha las elecciones. El senado es un órgano consultivo formado por los presidentes que ha tenido la entidad –incluido el actual, Ignacio García-Nieto–, los vicepresidentes, secretarios y una representación de los socios honorarios.

Círculo del Liceo: el club privado más elitista de Barcelona convoca elecciones

El senado del Círculo del Liceo designará este jueves a los tres miembros que compondrán la junta electoral. Serán los encargados de validar el censo y las candidaturas. Pese a que todavía no se habían convocado las elecciones, dos candidatos ya se han dirigido a los socios para anunciar que disputarán la presidencia: el continuista Francisco Gaudier, que hasta el año pasado era vicepresidente; y el reformador José Daniel Barquero, que se presenta como la alternativa.

La pérdida de socios

Fuentes de la entidad señalan que la pugna electoral se centrará en el descenso de afiliados –se ha pasado de más de 1.100 a 678 en la actualidad–, la situación económica y, como no, en la polémica de las licencias de actividad. García-Nieto no se presenta a la reelección y apoya a Gaudier.

En el entono de Barquero se indica que Joaquín Calvo, el antecesor de García-Nieto, dejó la presidencia en 2010 con 800.000 euros en caja y más de mil socios. Calvo apoya a Barquero, director general de la escuela universitaria ESERP. Esperan que García-Nieto presente sus cuentas. Son las elecciones más disputadas en la historia del Círculo del Liceo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad