Colau planta a la Hacienda española y ficha por la catalana

stop

Colau y Junqueras evitan dar realce a la firma de dos convenios fiscales para evitar polémicas políticas

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, gasta casi lo mismo en las ayudas al IBI que en la campaña para publicitarlas. / EFE

Barcelona, 08 de marzo de 2017 (21:31 CET)

El Ayuntamiento de Barcelona deja la Hacienda española y se pasa a la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) para que se encargue de la llamada recaudación ejecutiva, o sea, para que persiga las multas e impuestos impagados.

Para evitar polémicas políticas, ni la alcaldesa Ada Colau ni el vicepresidente económico de la Generalitat, Oriol Junqueras, han intervenido en la firma de dos convenios que han firmado este miércoles sus respectivas administraciones. En su lugar, rubricaron el acuerdo la gerente del Instituto Municipal de Hacienda, Teresa Ribas, u el director de la ATC, Eduard Vila.

Ni la alcaldesa Ada Colau ni el vicepresidente económico de la Generalitat, Oriol Junqueras, han intervenido en la firma de dos convenios que se han firmado

Por lo que respecta a la recaudación ejecutiva, a partir de ahora la ATC gestionará los cobros fuera de Barcelona por sanciones de multas de tráfico y por infracciones a las ordenanzas municipales.

El Ayuntamiento y la ATC han firmado un segundo convenio para intercambiar información fiscal. El objetivo es reducir el fraude. Alfred Bosch, presidente del grupo municipal de ERC, celebró el acuerdo. Calificó de “gran noticia” que “la segunda administración catalana traspase el cobro de impagados a la ATC”. Junqueras mantiene que esta agencia será la Hacienda de una Cataluña independiente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad