Colau se enfrenta ahora a los okupas con cinco fincas invadidas

stop

Los okupas tomaron el miércoles el edificio municipal del pasaje San Bernat tras derribar las tapias

La finca del pasaje Sant Bernat ocupada el miércoles.

Barcelona, 17 de marzo de 2016 (19:08 CET)

A la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se le acumulan las polémicas. Primero fueron los hoteleros, luego los trabajadores del metro, más tarde los manteros, después el Ejército y ahora se enfrenta a los okupas.

La capital catalana cuenta ya con cinco fincas okupadas. La última se produjo el miércoles en un edificio situado en el número 9 del pasaje San Bernat en el barrio del Raval, que es propiedad del Ayuntamiento, cuando los okupas derribaron las tapias del inmueble para invadirlo, según ha denunciado el líder del grupo municipal del PP, Alberto Fernández.

Antigua comisaría de Gràcia

El dirigente popular ha reclamado a la alcaldesa que "proceda al desalojo inmediato" del edificio y que "ponga fin a su permisividad con las ocupaciones ilegales de edificios municipales". Además, Fernández ha exigido a Colau que convierta esa finca del Raval en un equipamiento para la ciudad.

Esta nueva ocupación se suma a la del edificio Transformadors en el Eixample, que debería ser un centro para personas mayores. También permanecen invadidas la antigua comisaría de Gràcia, las viviendas de la calle Hort de la Vila de Sarrià y el centro de Can Vies en Sant, que el anterior alcalde, Xavier Trias, no logró desocupar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad