Ada Colau y Jaume Collboni en el Ayuntamiento de Barcelona el 25 de mayo de 2016. Ese día firmaron el pacto de gobierno. Rompieron en noviembre pasado y ahora los socialistas no facilitan a la alcaldesa la aprobación de las cuentas. /EFE/Andreu Dalmau
stop

Los socialistas anuncian que votarán contra los presupuestos de la alcaldesa Ada Colau y, de esta forma, la obligan a someterse a una cuestión de confianza

Economía Digital

Ada Colau y Jaume Collboni en el Ayuntamiento de Barcelona el 25 de mayo de 2016. Ese día firmaron el pacto de gobierno. Rompieron en noviembre pasado y ahora los socialistas no facilitan a la alcaldesa la aprobación de las cuentas. /EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 25 de enero de 2018 (13:40 CET)

El socialista Jaume Collboni se ha vengado de la alcaldesa Ada Colau. En noviembre, Colau echó a los socialistas del gobierno municipal por su apoyo al artículo 155, tan sólo un año y medio después de sellar el pacto. Ahora, Collboni anuncia que los socialistas votarán en contra de los presupuestos de Colau en el pleno de este viernes. Salvo una sorpresa de última hora, la alcaldesa no tendrá más remedio que someterse a una cuestión de confianza para tirar adelante las cuentas.

Colau había conseguido la abstención de los independentistas del Pdecat y de ERC a los presupuestos. No obstante, para aprobarlos, faltaba que sus exsocios socialistas hicieran lo mismo. En los debates en comisión, se habían abstenido o habían optado por la reserva de voto. Pero en la votación definitiva del pleno de este viernes se pronunciarán por el no.

Collboni obliga a Colau a someterse a una cuestión de confianza. No es la primera vez que se somete a este proceso. Ya la superó el año pasado. Los grupos de la oposición tienen un mes para presentar un candidato alternativo a la alcaldía o, en caso contrario, las cuentas quedarán automáticamente aprobadas. La aritmética del consistorio y la situación política impiden cualquier posibilidad de alternativa.

Colau quiere evitar someterse a una cuestión de confianza que evidencie su soledad política. Le quedan pocas opciones para evitarla. El equipo de gobierno está negociando con el concejal no adscrito Gerard Ardanuy (de Demòcrates de Catalunya, la escisión independentista de Unió). Si este votase a favor, en e pleno de mañana se produciría un empate, que se resolvería por el voto a favor de la alcaldesa. Hasta ahora Ardanuy nunca se ha pronunciado por el voto a favor. Sería toda una sorpresa.

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad