Comín expedienta a las concesionarias de ambulancias

stop

El departamento catalán de Salud encarga un estudio para reformar el modelo de transporte sanitario cuando solo lleva unos meses en funcionamiento

El conseller de Sanitat, Toni Comín, en una imagen de archivo / EFE

Barcelona, 04 de abril de 2016 (01:00 CET)

El nuevo modelo de transporte sanitario de Cataluña es un desastre. Ante el cúmulo de irregularidades detectadas desde que se puso en funcionamiento en noviembre pasado, el departamento de Salud de la Generalitat ha abierto expedientes a las concesionarias del servicio de transporte sanitario, tanto el urgente como el no urgente, que operan en las comarcas de Girona, Pirineo, Lleida, Cataluña central, Camp de Tarragona y Terres del Ebre, según informan fuentes del sector.

En una sesión de control parlamentario, en marzo pasado, el consejero de Salud, Toni Comín, reconoció que se han producido incidencias desde el primer día en que se aplicó el nuevo sistema de transporte sanitario. Antes, la diputada Marta Ribas, de Catalunya Sí que es pot, le recordó que el servicio va a peor porque ha aumentado en algunos territorios el tiempo de espera de las ambulancias, especialmente en transporte no urgente –como rehabilitación y diálisis–, y la conflictividad laboral –especialmente en la subrogación del personal a las nuevas empresas concesionarias– en el servicio emergencias.

El consejero Toni Comín promete actuar con "contundencia"

En su intervención parlamentaria, el consejero de Salud anunció que se abrirían expedientes y que, si se detectan "irregularidades injustificables", se actuará con "contundencia". Comín también informó que se ha encargado una "metodología y análisis" de la implantación del nuevo modelo de transporte sanitario, que tendrán a punto durante este segundo semestre, para introducir las reformas que se consideren necesarias.

Un portavoz del departamento de Salud precisó a Economía Digital que no facilitaran información sobre los expedientes abiertos a las concesionarias y sobre los informes anunciados por el consejero Comín hasta que estén finalizados.

Retrasos en la entrada en funcionamiento del nuevo sistema

Los territorios con mayor números de incidencias en el transporte sanitario son las comarcas de Tarragona y las de Girona, que cuentan con nuevas empresas concesionarias. En el caso de Gerona, el nuevo modelo entró en funcionamiento con retraso, el 14 de enero, precisamente el mismo día en que tomó posesión el nuevo gobierno de Carles Puigdemont.

El nuevo modelo de transporte sanitario fue el mayor contrato público adjudicado en la anterior legislatura, en el último gobierno de Artur Mas, con una dotación de 214 millones de euros anuales durante una década. Desde el primer momento estuvo marcado por la polémica, que desembocó en pleitos judiciales interpuestos por las empresas que perdieron la concesión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad