Compromís, el huracán político que ha acabado con el PP en Valencia

stop

ELECCIONES 24M

El candidato de Compromís a la alcaldía de Valencia, Joan Ribó, y la candidata a la Generalitat, Mónica Oltra

en Barcelona, 30 de mayo de 2015 (21:47 CET)

Los valencianos han pedido un cambio y se han vestido de naranja. Podría haber sido Ciudadanos, pero los votantes se han decantado por Compromís. Algunas encuestas se han equivocado y el PP se ha dado de bruces con la realidad. En la Comunitat Valenciana, Compromís se ha situado como tercera fuerza política y en el Ayuntamiento de Valencia como segunda, siendo el huracán que, finalmente, ha acabado con los populares valencianos. Pero, ¿cuál es el motivo real del éxito del partido que lideran Mónica Oltra y Joan Ribó? 

Salvando las grandes distancias que les separan, de la misma manera que en su día Unió Valenciana se convirtió en un referente regionalista --aunque acabó integrándose en la estructura del PP-- ahora Compromís ha recibido el apoyo de nacionalistas, falleros, valencianos que defienden las señas de identidad de su pueblo, como la lengua y, no hay que olvidar, también, a los jóvenes. Ha bebido de diferentes afluentes que han desembocado en un río, el de Compromís, ahora mucho más caudaloso que ha recibido casi 96.000 votos en Valencia, 10.000 menos que el PP, y más de 381.000 en la Comunitat.

¿El Podemos valenciano?

"En Valencia parece que la subida de Compromís se puede explicar en que era un Podemos antes de Podemos", explica el politólogo valenciano y cofundador de Politikon, Jorge Galindo. Tras más de 20 años gobernados por el PP, los mútliples casos de corrupción que han salpicado a una infinidad de dirigentes populares, el cierre de Canal 9, la quiebra de bancos valencianos… los ciudadanos han despertado. Sin embargo, el cambio por el que han apostado no lo han encontrado ni en València en Comú o el partido cuya cara más visible es Pablo Iglesias, ni en Ciudadanos ni en los socialistas que, aunque hace mucho tiempo, ya habían gobernado en la terreta.

"El PSPV ha perdido el voto urbano. Compromís ahora ha conseguido el voto en las zonas de un nivel económico más bajo que tradicionalmente iba a parar a los socialistas. Además, al parecer, mucho voto joven se ha ido hacia Compromís. Sin embargo, en cuanto a los señas de identidad, no me consta que donde más se hable valenciano voten más a Compromís. Me da la sensación que se ha ido un paso más allá. Se ha llevado el voto más nacionalista y también el de protesta. Aunque son hipótesis porque todavía no hay datos oficiales", matiza Galindo.

La crisis ¿culpa de Zapatero?

Aunque en 2011 alguna tramas de corrupción, sobre todo la Gürtel, ya se habían convertido en la letra escarlata del PP, los ciudadanos no castigaron entonces al partido por ello y consiguió la mayoría absoluta. ¿El motivo? Había otro tema que preocupaba más: la crisis.

"La gente culpabilizaba por entonces al PSOE de la situación económia. Zapatero era el responsable de la crisis. Pero esta vez se ha sumado, a la crisis, los impagos, el cierre de RTVV y otros recortes en el sector público que han afectado a mucha gente que en un porcentaje alto eran votantes del PP. Además, la fuerza de Podemos se ha desinflado y en Valencia está Compromís, que ha sabido actuar muy bien de Podemos con ese perfil más valencianista. Es un proyecto capaz de ilusionar a la gente joven y de defender la identidad valenciana. Ha encontrado la fórmula. El Bloc lo había intentado y también Esquerra Unida, pero Compromís mediáticamente ha funcionado muy bien", subraya el periodista especializado en información parlamentaria del Levante-EMV, Juanjo García.

La Primavera Valenciana y el 15M

Compromís se ha convertido en Valencia en el partido del cambio, como nació Podemos a nivel nacional. Ha estado muy conectado con algunos movimientos sociales como la Primavera Valenciana y el 15M. "Compromís, a nivel sociológico, ha continuado con el legado del 15M. Ha calado entre la juventud, el mundo de las fallas, y los que defienden la lengua y la cultura valenciana. Hay que reconocer que ha hecho un trabajo más que correcto. Y el mejor ejemplo es que el bipartidismo ha llegado a su fin. La parte que ha huido del PP no la compensa Ciudadanos y, además, el PSOE también ha caído, aunque no al nivel del PP. De la primera fuerza de izquierdas ha pasado, en Valencia , a ser la cuarta. La renovación se ha producido de la mano de las candidaturas populares", insiste Tobarra.

Aunque el CIS no auguraba una caída tan importante para el PP ni un crecimiento como el que ha sufrido Compromís, otras encuestas internas sí apuntaban en esa dirección. "Hace un mes que los señores de Compromís decían que tendrían muchas alcaldías. El PP había agotado su modelo y la gente dejó de creer en el partido. Y en lugar de ganar presencia Podemos se ha valorado el trabajo que ha hecho Compromís. Oltra ha sabido conjugar reivindicación social y nacionalismo. Sorprende incluso que en bastiones de Unió Valenciana como la Horta Sud ahora se haya votado a Compromís y una de las claves sería los jóvenes. Se ha recuperado el sentido de ser valenciano diferente al folclore y al PP", señala el periodista y profesor de la Universitat Ramón Llull, Vicent Sanchis.

De la misma manera, Enric Morera, portavoz de Compromís, asegura que los informes internos del partido apuntaban a un buen resultado para la formación, aunque confiesa que han crecido más durante la campaña, sobre todo en Valencia, donde las opciones se reducían cada vez más a Rita Barberá o a Joan Ribó y los valencianos, según los resultados electorales, han acabado decantándose por el segundo.

¿Cae el PSOE y desaparece EU?

El pasado 24M los valencianos no sólo castigaron al PP. El PSOE, aunque se mantiene como segunda fuerza en la Comunitat, ha sufrido un duro golpe en la ciudad de Valencia. Apenas ha conseguido cinco concejales. Y a nivel autonómico, se ha hecho con 23 escaños, 10 menos que hace cuatro años. No obstante, si las alianzas y pactos van en la dirección esperada el socialista Ximo Puig se convertiría en presidente de la Comunitat, con el respaldo de Oltra.

Pero no se puede obviar el varapalo que, también, han sufrido los socialistas. "La ciudadanía ha pedido, clarísimamente, un cambio. Ahora hay muchas opciones y el PSPV ha perdido votos. Compromís aglutina el alma nacionalista y de Podemos. Es una política alternativa. Pero en la Comunitat el PSPV es la segunda opción. Puig ha sacado má votos y, por tanto, será presidente de la misma manera que Ribó, de Compromís, lo será en Valencia", señala sin atisbo de duda el vicesecretario de relaciones institucionales del PSPV y ex alcalde de Gandía, José Manuel Orengo.

Morera, por su parte, entiende que ahora tanto en la Comunitat como en Valencia habrán gobiernos plurales. "Habrá un nueva forma de hacer política. De izquierdas, ecologista y de muchas otras cosas", concluye.

Y sobre EU y su posible desaparición, el profesor Tobarra asegura que aunque ha sufrido un declive importante y ha cometido errores no cree que sea una formación extinguida. "Necesita una transformación potente, pero continuará como una corriente ideológica", añade. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad