Una profesional sanitaria realiza una prueba PCR a un paciente. Foto: Efe/Enric Fontcuberta/Archivo

Cataluña y Madrid solo tienen el 10% de los rastreadores que necesitan

stop

Los expertos denuncian que no hay ninguna comunidad autónoma que tenga la cantidad recomendada de rastreadores para contener los brotes

Barcelona, 24 de julio de 2020 (08:43 CET)

Los rastreadores son una pieza clave en la crisis del coronavirus. Se trata de aquellas personas que identifican, localizan y neutralizan los brotes antes de que se conviertan en transmisión comunitaria descontrolada.

Sin embargo, los expertos denuncian que las comunidades autónomas no se han tomado en serio este papel y que en ningún caso se alcanza la cantidad requerida de estos profesionales; mientras que comunidades como Madrid y Cataluña se quedan solo con el 10% de los que harían falta para mantener un control sobre los contagios. Y las consecuencias de esta situación se reflejan en los retrocesos a fases y restricciones propias de la desescalada de varias regiones, como Aragón o Barcelona.

"Evidentemente, el sistema de contención falló, no había efectivos suficientes y han tardado en admitirlo”, señala Antoni Trilla, jefe de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona. Con 7,5 millones de habitantes, Cataluña solo disponía de 200 personas para el rastreo, mientras que se habrían necesitado “más de 2.000”.

A base de quejas de sanitarios y expertos, esto ya ha empezado a cambiar y actualmente —según fuentes del departamento de Sanidad de la región—, hay “800 profesionales en la red y podemos llegar a 2.000”, como apunta el periódico El Mundo

Un buen rastro de los casos positivos es lo que ha llevado a muchos países a evitar curvas de la epidémicas muy agudas en poco tiempo, como Corea del Sur, Singapur o Nueva Zelanda. La OMS avisó ya en febrero: “las medidas de detección, aislamiento y estudio de contactos deben ser la columna vertebral de la respuesta a esta epidemia”, mientras que el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) también puesto el foco en los estudios de contactos.

“Existe una completa frustración por parte de muchos expertos en salud pública porque no se les ha escuchado en estos meses, a pesar de haber insistido en cada oportunidad en la necesidad de desarrollar en todas las comunidades autónomas el mejor sistema posible de pruebas y rastreo”, explica Helena Legido-Quigley, experta en sistemas de salud y profesora en la Universidad Nacional de Singapur. Pero nada de eso sirvió y actualmente “España tiene menos de la mitad de los rastreadores necesarios para controlar la pandemia”.

Situación crítica en Madrid

“Los rastreadores que tenemos en Madrid son los que hay en un solo barrio de Alemania”, protesta Jesús García, portavoz del sindicato de enfermería Satse en Madrid. La situación allí es especialmente crítica.

Según los expertos —y para cumplir con el mínimo de entre 15 y 30 rastreadores por cada 100.000 habitantes—, a Madrid le harían falta entre 1.000 y 1.400 profesionales. “La semana pasada, la dirección general de Salud Pública nos transmitió que contamos con 136 rastreadores, lo que deja a la capital con el 12% de lo que necesita”, remarca García. “Hay un rastreador por cada 51.000 personas. Es imposible hacer un rastreo adecuado, no se pueden estar detectando todos los casos”, añade.

En palabras de Jesús García, esto demuestra que “la atención no está garantizada y si vuelve un rebrote, sobre todo de cara a octubre, que se sume con la gripe y otras infecciones, el sistema va a colapsar de nuevo. Tenemos que estar muy bien preparados”.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad