Un policía en Madrid por el estado de alarma del coronavirus, que ha provocado gran cantidad de ERTE / EFE

El coronavirus agudiza la picaresca española: "Estoy buscando wifi"

stop

Desde que se decretó el estado de alarma se han repartido más de 144.000 sanciones que algunos ciudadanos han tratado de evitar con argumentos de poco peso

Daniel Domínguez

Un policía en Madrid por el estado de alarma del coronavirus, que ha provocado gran cantidad de ERTE / EFE

Madrid, 29 de marzo de 2020 (04:55 CET)

Ir en bici "al pueblo a dar de comer a las gallinas"; "buscar wifi"; estar "cazando pokemon" o "guardándole el speed a mi nieta". Son solo algunas de las excusas más surrealistas que han argumentado algunos ciudadanos para evitar la multa por saltarse el estado de alarma decretado para contener la expansión de coronavirus. Unas artimañas que, por otra parte, no terminaron por evitarles la sanción. 

Según los últimos datos del Ministerio del Interior, la Policía Nacional y Local, junto a la Guardia Civil y los cuerpos autónomicos, han interpuesto más de 144.000 multas desde que el Gobierno ordenara el confinamiento de los ciudadanos. 

Las sanciones oscilan entre 100 y 30.000 euros en función de las normas que se incumplan y de si hay reiteración en saltarse las restricciones. La Policía Nacional ha propuesto un total de 47.832 expedientes, mientras que la Guardia Civil le sigue en la lista con 40.831. 

En estos días, algunos de esos expedientes sancionadores reflejan los dudosos argumentos de algunos de los multados. El pasado 22 de marzo en Granada, un ciclista se excusó ante la Guardia Civil cuando ésta le interceptó. "Voy al pueblo a dar de comer a las gallinas", señaló el conductor, según recoge el diario El ideal.

En Sevilla, este mismo viernes, la Policía Local sancionó a una mujer que iba en bicicleta paseando a un perro con una prótesis en una de sus patas. La denuncia de los agentes incluye, además de saltarse las reglas del confinamiento, otra expediente por incumplir la ordenanza municipal de tenencia de animales domésticos. Además, se encontraba a más de un kilómetro de su domicilio, según detalló Emergencias de la localidad en su cuenta de Twitter. 

Los agentes de la Policía Municipal de Madrid interpusieron una denuncia a un hombre de 77 años en el distrito de Latina, ante lo que el denunciado sostuvo que había salido de su domicilio para "cazar Pokémon". Los hechos le supusieron, además, otro expediente por desobediencia a la autoridad. 

La abuela que le estaba guardando la droga a su nieta

La Policía Foral de Navarra detuvieron a una mujer de 80 años en la localidad de Vilafranca por ser encontrada en la calle y portando drogas. La octogenaria argumentó que estaba "guardándole el speed" a su nieta, por lo que fue expedientada con tres sanciones distintas: por saltarse las reglas del confinamiento, por actos obscenos -se levantó la falda mostrándose a los agentes- y por tenencia de sustancias estupefacientes. 

En Valladolid, según recoge el diario El Norte de Castilla, se interpusieron dos multas el pasado día 25 en las que se recogen que los argumentos empleados para intentar evadirlas fueron estar "volando una cometa" y "buscando wifi". 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad