Aspecto de un aula del colegio Salesià de Sant Josep de Barcelona, tras la suspensión de las clases. Foto: Efe/Marta Pérez/Archivo

La crisis del Covid-19 se ceba con mujeres y menores de 35

stop

El confinamiento ha afectado a las industrias sociales, como la educación y la hostelería, que emplean a casi la mitad de estos dos grupos sociales

S. I.

Aspecto de un aula del colegio Salesià de Sant Josep de Barcelona, tras la suspensión de las clases. Foto: Efe/Marta Pérez/Archivo

Barcelona, 30 de junio de 2020 (18:39 CET)

La pandemia de coronavirus ha generado una crisis económica sin precedentes que ha dejado muy debilitado a dos grupos sociales: las mujeres y los jóvenes menores de 35 años. Estos dos colectivos trabajan en uno de los sectores más afectados por el confinamiento, como son las industrias sociales (hostelería, comercio, educación, actividades artísticas y recreativas). 

En estos casos, la temporalidad de los contratos es muy acusada. De hecho, estas industrias dan trabajo al 44% de las mujeres y al 48% de los mejores de 35 años, según pone de manifiesto el Informe Anual del Banco de España –y que publica el El Periódico– y que se ha publicado este martes. 

El documento también constata que la caída de la economía española en el primer trimestre fue del 5,2%, la mayor contracción intertrimestral de la historia, hasta ese momento. Además, para el segundo trimestre espera un retroceso sensiblemente más intenso, y pueden estar entre el 16% y el 21%, en el peor de los casos, según las previsiones del Banco de España

Rentas bajas: grandes afectados

El informe destaca que los trabajadores más afectado suelen tener de media rentas de empleo más bajas que el resto. Eso sí, no siempre viven en hogares con menos rentas, lo que refleja que en muchos casos no son los principales perceptores de rentas de sus unidades familiares. 

La mitad de los empleados reside en un hogar que percibe menos del  55% de su renta de las industrias sociales. Es decir, son jóvenes que viven en casa de sus padres o mujeres que lo hacen en un hogar con otras rentas. En cambio, la mitad de los trabajadores de las industrias regulares vive en hogares en los que más del 63% de su renta procede de las propias industrias regulares.

El informe también refleja que los hogares de trabajadores que más sufren la crisis tienen de media menos activos financieros como porcentaje de su renta anual, así como menor riqueza neta que el resto de hogares. Se entiende que las medidas de confinamiento y la suspensión de la actividad de determinados sectores han forzado un cambio significativo en el patrón de consumo de los hogares.

Partidas perjudicadas

Entre las partidas de gasto que se han visto más negativamente afectadas, destacan las relacionadas con la hostelería, pero también han sufrido desplomes históricos las ventas de automóviles, las de bienes de equipo personal (categoría que incluye, entre otros artículos, la ropa y el calzado) y las de bienes de equipo del hogar (rúbrica que incluye los muebles, la iluminación y los electrodomésticos, entre otros productos).

En este sentido, siempre según el mencionado medio, el informe resume que los sectores más afectados por las restricciones impuestas por la pandemia tienen un peso relativamente elevado en la economía española y emplean una proporción mayor de mujeres, de jóvenes y de trabajadores de rentas bajas que otras ramas de la economía, lo que previsiblemente influirá en el dinamismo de la recuperación.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad