Los Mossos controlan todos los accesos de Igualada y localidades de su entorno. No permiten la salida de ciudadanos para evitar la extensión del coronavirus. /EFE/Susanna Sáez

El Gobierno impone su autoridad ante la Generalitat en Igualada

stop

El Gobierno recuerda al conseller de Interior, Miquel Buch, que solo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, puede endurecer las medidas de confinamiento

Daniel Domínguez

Los Mossos controlan todos los accesos de Igualada y localidades de su entorno. No permiten la salida de ciudadanos para evitar la extensión del coronavirus. /EFE/Susanna Sáez

Madrid, 26 de marzo de 2020 (11:39 CET)

El avance del coronavirus en Cataluña está tensando las relaciones entre Gobierno y Generalitat. El motivo vuelve a ser competencial, aunque el estado de alarma no deja lugar a dudas, puesto que el Gobierno concentra el mando único en la lucha contra la pandemia.

Sin embargo, la Generalitat insiste en endurecer el confinamiento en el municipio barcelonés de Igualada así como el de la comarca de la Conca d'Ódena. Moncloa ha tenido que recordar al Govern que solo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tiene autoridad para determinar el cierre total de algún territorio. 

Cataluña supera ya 670 muertes por Covid-19 y alrededor de 11.600 contagios, según los últimos datos de la Consellería de Salud. Solo en Igualada, la zona más golpeada por la epidemia, se acumulan 332 infectados y 43 fallecidos. 

El brote en la localidad afecta a toda la zona de la Conca d'Òdena. La intención del conseller de Interior, Miquel Buch, pasa por aplicar un confinamiento con mayores restriciciones en toda la región para evitar que se propague aún más la enfermedad. Tras el anuncio, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha emitido un comunicado en el que recuerda que aplicar el bloqueo no forma parte de sus competencias. 

El comunicado del Gobierno

"El Gobierno de España está siguiendo en todo momento las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y ha adoptado las medidas más drásticas en Europa y de las más estrictas a nivel mundial para vencer el coronavirus", asegura Moncloa en un comunicado emitido este jueves. 

Para endurecer el confinamiento en la Conca d'Òdena, Buch argumentó este miércoles que el coronavirus ha alcanzado una mortalidad de 63,1 muertos por cada 100.000 habitantes en la región, frente a la media de Catauña (6,9), la de España (7,4), Madrid (27,9) o Lombardia (41,6), una de las zonas más afectadas de Italia. 

El Ejecutivo ha vuelto a apelar a la unidad. Un mensaje que ha tratado de transmitir Sánchez en sus comparecencias públicas pero que no ha terminado por convencer al Govern. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, también mandó un mensaje de unión este miércoles en una declaración telemática, pero estaba dirigido a los "diputados y diputadas" del Parlament.

Los catalanes suspenden al Govern

La gestión de Torra está siendo, para el conjunto de la ciudadanía catalana, "mala o muy mala". Así lo revela el último barómetro del CIS, con un estudio de campo realizado entre el 1 y el 13 de marzo y en base a 1.000 entrevistas hechas en la comunidad. 

Del total, más de la mitad (51,2%) cree que las actuaciones del president no están siendo adecuadas desde que tomara posesión de su cargo en mayo de 2018. Un porcentajen que podría incrementarse en función de dos criterios.

El estudio del CIS fue realizado antes del gran repunte de contagios en España y antes de que el Gobierno declarara el estado de alarma. Con las previsiones de la Consellería de Salud reveladas este jueves, que sitúan una cifra de muertos de alrededor de 13.000 personas en Cataluña, no incitan a que la división entre Moncloa y Pedralbes se acrecente en las semanas más difíciles para combatir la crisis sanitaria. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad