El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá. EFE

Escrivá retrasa la aprobación de la renta mínima

stop

El ministro de Seguridad Social calcula que aún se tardará "más de un mes" en activar una de las medidas reclamadas por los colectivos más vulnerables

Madrid, 17 de abril de 2020 (11:47 CET)

La renta mínima que propone el Gobierno tardará aún "más de un mes" en estipularse, según ha señalado uno de sus principales impulsores, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. "Es el calendario que mi Ministerio tiene desde el principio", ha asegurado este viernes sobre una de las medidas más reclamadas por los colectivos más vulnerables a la crisis del coronavirus

Los tiempos para aplicar esta iniciativa han enfrentado a la cúpula del Gobierno: por un lado, Escrivá, que confirma no tener prisa en activar la norma; por otro, el vicepresidente Pablo Iglesias, que reconoció haber cerrado el acuerdo este martes con el presidente, Pedro Sánchez, y que exige que sea aprobada cuanto antes. 

Escrivá confesó este jueves que le "sorprendió" que "se diera por seguro que iba a haber una rueda de prensa" para anunciar el denominado Ingreso Mínimo Vital (IMV). Asimismo, el ministro aseguró que se había enterado por la prensa de que eso fuera a suceder. 

"Por agenda era muy difícil para mí. Yo lo sabía y de hecho no hubo esa rueda de prensa, se sustituyó por un comunicado", ha señalado Escrivá en una entrevista en la cadena Cope.

Sobre sus desavenencias con el líder de Unidas Podemos, el titular de Seguridad Social ha asegurado que entre el miércoles y el jueves mantuvieron contactos para discutir "temas de calendario" y ver si "se comunicaba". Ambos contendientes han negado que se haya producido este encontronazo, aunque discrepan en la urgencia de la medida. 

"Hace meses diría meses, pero siempre tuvimos un calendario de tener la norma disponible en la segunda quincena de mayo", ha calculado Escrivá. 

La renta mínima se sumará al gasto de las Comunidades

El IMV se complementará con las rentas mínimas de inserción de las comunidades autónomas, que en 2018, últimos datos disponibles, supusieron un gasto de más de 1.500 millones de euros. Según Sanidad, con estas prestaciones se benefició a unas 680.000 personas a razón de 463 euros mensuales. 

Siguiendo el plan de Escrivá, el objetivo ahora son unos tres millones de potenciales beneficiarios, más de un millón de hogares de los que 100.000 son monoparentales. La renta mínima de inserción de 2018 se situó exactamente en 463,05 euros, un 2,8% más que en 2017, a pesar de que la cuantía total se redujo en 2018 respecto al anterior: un 1,67% de rebaja desde los 1.519 millones de euros que se gastaron entonces. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad