Vista del hemiciclo del Congreso de los Diputados, vacío durante estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus | EFE/Mariscal/Archivo

Los diputados cobran 1.900 euros por viajes pese al confinamiento

stop

Trabas burocráticas impiden a los parlamentarios rebajarse el sueldo debido a la crisis del coronavirus

Alessandro Solís

Economía Digital

Vista del hemiciclo del Congreso de los Diputados, vacío durante estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus | EFE/Mariscal/Archivo

Barcelona, 02 de abril de 2020 (19:19 CET)

El régimen económico en el Congreso de los Diputados establece que los parlamentarios no residentes de Madrid tienen derecho a una dieta mensual de 1.900 euros adicionales a su sueldo (de 900 euros para los que viven en la capital), a pesar de las circunstancias actuales (confinamiento y Cámara en letargo).

Algunos, sin embargo, ya han tomado el criterio de renunciar a este extra. Es el caso del diputado socialista por Guipúzcoa, Odón Elorza, que ha anunciado su decisión de renunciar al cobro de la dieta del Congreso de los Diputados para gastos de desplazamiento. Acto seguido, los grupos parlamentarios del PSOE en la Cámara Baja y en el Senado han informado de que donarán parte de su sueldo a la lucha contra el coronavirus.

Dirigentes de Ciudadanos, la CUP y Podemos han animado a hacer lo propio en los últimos días, y tras las informaciones al respecto no solo PSOE, sino también PP y Cs han anunciado que sus diputados donarán parte de los sueldos de sus altos cargos y de las retribuciones de sus diputados y senadores a diferentes organizaciones que trabajan por aliviar los efectos del coronavirus.

El asunto ha estado en boga en las últimas semanas después de que se difundiera una petición en la plataforma Change.org para aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) también a los políticos, toda vez que el parón de la actividad debido al estado de alarma también supone la casi total paralización del Congreso y el Senado, así como de las Cámaras autonómicas.

En torno a 400.000 firmas virtuales han secundado la petición digital, que insta a destinar los salarios de la clase política a "causes más vitales y necesarias" como la sanidad y el apoyo a las personas en condiciones vulnerables.

Los diputados y los senadores cobran mensualmente 2.981,86 y 3.050,66 euros, respectivamente. Ese es el sueldo base, al que se suman complementos varios que dependen de las tareas que desempeñen en la Cámara. Los portavoces reciben más dinero, también los de las comisiones, por ejemplo. Asimismo, los parlamentarios tienen derecho a ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos indispensables para el cumplimiento de su función. Las dietas para "afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara" suponen en el Congreso el desembolso mensual de más de 635.000 euros, y más de 500.000 en el Senado.

En ese sentido, el diputado socialista Elorza, también exalcalde de San Sebastián, explicó que ha pedido a la presidenta del Congreso, Merixtell Batet, retirarle esta dieta "por no utilizarla al estar confinado", apuntando a "razones de ética". Además, dijo que ya lo había solicitado desde el pasado 14 de marzo, y también el día 21, pero que igualmente le fue abonada la dieta en su nómina de marzo. Fuentes han señalado a La Vanguardia que Batet carece de competencias para decidir sobre el sueldo de los diputados, pero que ha trasladado el asunto a la secretaría general para que se discuta en la próxima reunión de la Mesa.

Esas mismas fuentes parlamentarias han confirmado este jueves que la secretaría general del Congreso procederá al cumplimiento de la renuncia de Elorza a parte de su sueldo, un procedimiento aparentemente separado de la decisión de los Grupos Parlamentarios Socialistas de donar una parte de los ingresos de las señorías a la lucha contra el coronavirus. La secretaría general también analizará un escrito de los diputados de la CUP, Mireia Vehí y Albert Botran, en el que se propone una rebaja generalizada de todas las dietas y complementos de los miembros de la Cámara para destinar esa cantidad a la sanidad pública.

Confusión

Afirmaba este jueves por la mañana Europa Press que no se puede retener una parte del sueldo de los diputados por razones meramente burocráticas. También hay que considerar que nada de lo que sucede estas semanas tiene precedentes y muchas veces se debe improvisar, como se ha visto en todas las esferas institucionales, para bien y para mal. Por eso es que el Grupo Parlamentario del PSOE habla de donar una parte del salario y no directamente de rebajar del mismo las citadas dietas y complementos. No obstante, que Batet haya enviado a la secretaría general la petición de Elorza puede mostrar el camino.

En su escrito, la CUP sostiene que si los parlamentarios del Congreso y el Senado renunciasen a esa parte de sus sueldos se podrían inyectar más de 800.000 euros a la sanidad pública. La web de la COPE explica, citando fuentes con experiencia parlamentaria, que las asignaciones adicionales están blindadas por los reglamentos de las Cámaras, pues los diputados y senadores siguen siéndolo aunque no haya actividad, y los portavoces de las comisiones siguen siéndolo aunque las mismas no se reúnan. En síntesis, estas fuentes señalan que la decisión corresponde a los propios cargos y no al gobierno parlamentario.

Líderes políticos de todos los colores, no obstante, creen que sería un gesto encomiable por parte de los representantes políticos. La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, instó a sus compañeros del Congreso a ser "ejemplares" ante la crisis del coronavirus y ha defendido que las Cámaras sigan operando pero de forma totalmente telemática. Y la portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, por su parte, ha calificado de "buena idea" una rebaja salarial en las Cortes, afirmando que los cargos de su partido donan "de forma habitual" parte de sus sueldos a trabajo social y cajas de resistencia.

Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, ha propuesto que se disuelvan los parlamentos autonómicos y que el sueldo de los diputados se destine a la sanidad pública y a dar liquidez a las empresas y autónomos para poder paliar la crisis ocasionada por la pandemia. Muchas Cámaras autonómicas están discutiendo qué medidas pueden tomar en este sentido para destinar una parte de sus ingresos a la causa que preocupa a la totalidad de la población.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad