Los siete dirigentes independentistas presos en la cárcel de Lledoners (Barcelona)

De huelga de hambre a performance: se buscan figuras mediáticas

stop

El independentismo busca rostros conocidos para protagonizar "ayunos encadenados" en lugares como Montserrat

Barcelona, 04 de diciembre de 2018 (12:29 CET)

El movimiento independentista intenta cerrar a estas horas el fichaje de figuras mediáticas para incorporarlas a su última iniciativa: la organización de "ayunos encadenados", una especie de réplica de la huelga de hambre que están protagonizando cuatro dirigentes independentistas (Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn) en la prisión de Lledoners.

La intención de los soberanistas es que los ayunos encadenados se puedan celebrar en lugares emblemáticos como Montserrat. "Se prevén ayunos en varias sedes. Hay un par bastantes seguras: Montserrat y Cornellà, pero aún hay que cerrar el calendario. También se piensa en Barcelona, pero la operativa no es fácil de organizar porque requiere apoyo médico y un lugar adecuado que incluya un espacio para descansar", explicó este martes en La Xarxa el doctor Jordi Vilarasau, amigo personal de Jordi Sànchez.

Según los planes que manejan los independentistas, además de figuras mediáticas también se incorporarán personalidades políticas a los ayunos encadenados. Entre los políticos habrá, con toda seguridad, miembros de la Generalitat y cargos del Parlament.

Jordi Sànchez y Jordi Turull fueron los primeros dirigentes independentistas en abrir la protesta que, en concreto, va dirigida contra el Tribunal Constitucional porque no permite el acceso a instancias judiciales internacionales. A continuación, se sumaron Josep Rull y Joaquim Forn.

El pulso con ERC

Los cuatro dirigentes mencionados sido compañeros de filas en el espacio de Junts per Catalunya. Los presos de ERC (Oriol Junqueras y Raül Romeva) no secundan esta huelga de hambre que, según algunas fuentes, ven como una presión para que los republicanos accedan a las listas unitarias soberanistas de cara a las municipales y europeas.

Este lunes por la tarde, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, anunció que la administración catalana no servirá comidas en actos oficiales, lo cual motivó todo tipo de chanzas en las redes sociales. "Huelga de canapés", dijeron algunos.

Las acciones relacionadas con los "ayudos encadenados" se están preparando entre todos los actos del espacio soberanista, es decir, partidos políticos (Junts per Catalunya, ERC y CUP) y entidades (Asamblea Nacional Catalana y Òmnium).

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad