Imagen de los estudios de Sant Cugat de Televisión Española (TVE Catalunya) / RTVE

Desconcierto en TVE Cataluña por un opaco 'casting fantasma'

stop

RTVE acusa a varias agencias de inventarse un casting para buscar actores para un proyecto periodístico que se emitiría en Cataluña a partir de septiembre

Barcelona, 24 de agosto de 2020 (04:55 CET)

Después de que se denunciara en las redes sociales un controvertido casting para un proyecto periodístico de TVE en Cataluña, Radio Televisión Española (RTVE) ha acusado a varias agencias de publicar ofertas falsas a su nombre, y les ha instado a retirar los anuncios. Pero los trabajadores que afearon el supuesto casting, no solo por las cualidades requeridas sino también por la "innecesaria" externalización de servicios, creen que la polémica todavía tiene muchas sombras.

Incorporándose a la sucesión de crisis de diferentes dimensiones en el ente público, esta particular historia está sin duda llena de misterios. Comenzó el pasado fin de semana, cuando en distintas webs se publicaron los anuncios de varias agencias de actores que estaban organizando audiciones presenciales a finales de agosto e inicios de septiembre para fichar a los presentadores de un "programa diario y en directo de La 2 (TVE)" que se produciría en los estudios de Sant Cugat.

Las críticas por sexismo no se hicieron esperar, toda vez que uno de los anuncios decía que "se precisa comunicadora que sepa dirigir y moderar conversaciones" y que sea "capaz de ser incisiva, empática, tierna y divertida". Otra agencia buscaba reporteros o actores sin distinción de género y sin necesidad de que fueran periodistas. Economía Digital intentó contactar con las empresas detrás de estos supuestos castings pero al cierre de esta noticia no obtuvo respuesta.

Grandes nombres de la casa, como María Eizaguirre o Miguel Ángel Idígoras, reaccionaron con desconcierto ante estos anuncios que incluso se viralizaron en Twitter, pero no porque hubiese miles de interesados en la oferta de trabajo, sino para exigir explicaciones. Algunos sindicatos también se posicionaron en contra, y la plataforma RTVE Sin Personal denunció la externalización de servicios y el ninguneo del banco de datos de "buenos profesionales" con el que cuenta el ente.

Fuentes sindicales han trasladado a este periódico que manejan dos teorías sobre lo acontecido con estos fake castings. Una hipótesis es que estas empresas sí estuviesen contratadas por RTVE para realizar las audiciones, y que al estallar la polémica la empresa maniobrase para encubrir la operación. La otra es que las agencias, en efecto, habrían simulado un casting para captar datos de potenciales interesados, escenario en el que la corporación habría de abrir una investigación.

La televisión pública ha manifestado en declaraciones a este medio que su departamento jurídico ha hecho "un requerimiento para que no se use nuestro nombre, marcas y logos" y que "todos los anuncios han sido retirados". Sobre si se ha puesto en marcha una investigación, no ha dicho nada, ni tampoco se ha referido a ello en el comunicado que publicó este pasado jueves en el que negaba haberse implicado de alguna forma con las agencias de actores detrás de los anuncios.

La corporación asegura que "no ha iniciado ningún procedimiento de selección de personal", y que esto "siempre se ha hecho y se seguirá haciendo según los protocolos establecidos regulados en el convenio colectivo y siempre exigiendo la titulación pertinente en cada caso". Sin embargo, esto no ha convencido a los denunciantes, que exigen explicaciones, como por ejemplo si realmente se estrenará un programa con las características contenidas en el anuncio.

Un casting para un programa enigmático

Fuentes sindicales de TVE Cataluña han explicado que ha habido "poca" o nula información a lo interno de la empresa sobre el supuesto casting y sobre el espacio que presuntamente se estrenará en septiembre y se emitirá entre semana todas las tardes en la desconexión territorial de la comunidad. Se conoce a grandes razgos el plan para aumentar a seis horas las desconexiones con contenido propio de la señal en Cataluña, con una mayor apuesta por el catalán, pero poco más.

Los anuncios que aparecieron en la web sugerían que se trataba de un nuevo programa cultural llamado En línia que se emitiría a partir de las 18.45 horas, de lunes a jueves, según informó la prensa especializada a mitades de agosto. Forma parte de la programación especial en catalán que La 2 pondrá en marcha en septiembre, impulsada desde la cúpula de RTVE, de la que ya se ha adelantado información pero poca precisamente sobre el programa de las tardes.

En línia sería una coproducción de TVE dirigida por Paola Callieri, según Vertele. Sus socios aún se desconocen, así como tampoco está claro quién presentará ni quiénes serán los colaboradores. Las suspicacias de algunas fuentes consultadas vienen de allí, puesto que trabajadores de los estudios de Sant Cugat alegan que no tienen información sobre ese programa que se emitirá por las tardes, y temen que los anuncios de las agencias de casting llenen ese vacío informativo.

El convenio colectivo de RTVE exige que la externalización sea el último recurso y que se priorice el banco interno de datos de trabajadores y extrabajadores antes de cualquier subcontratación. Así que si este nuevo programa será una coproducción que requerirá externalización, debería haberse solicitado información primero a los sindicatos y los comités, y el contrato debería ser público. Pero fuentes conocedoras de la situación afirman que no hay ninguna noticia de ello.

Incluso el director del centro de producción de Cataluña se habría mostrado sorprendido con los anuncios del casting y con la propia revelación del citado programa de las tardes, según trasladan esas fuentes. "La legalidad es lo que más nos preocupa" de toda esta polémica, han añadido, sin casarse aún con la versión oficial de RTVE ni con la teoría que apunta más bien a que la corporación movió estos contratos por debajo de la mesa y lo negó cuando vio la polémica.

En ese sentido, uno de los trabajadores consultados ha señalado que tiene "la sensación" de que las agencias de actores "no han actuado por su cuenta y riesgo, sino que lo han hecho porque TVE en Cataluña se los pidió". Tras el escándalo en las redes sociales, a la corporación "no le ha quedado más remedio que recular y decir que no tiene nada que ver", ha añadido; de lo contrario, la dirección "debería presentar una denuncia" contra esas empresas por actuación fraudulenta.

"Que yo sepa, no hay ninguna denuncia", dice la misma persona. RTVE, sin embargo, ni confirma ni desmiente. Y la sensación de que este escándalo no acaba aquí la comparten todos los trabajadores consultados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad