División en Ciudadanos ante el giro liberal

stop

El sector socialdemócrata se queda a tres votos de frenar el viraje del ideario

Economía Digital, con información de EFE

El diputado Toni Cantó y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en un acto este jueves en Valencia. Imagen: EFE/Manuel Bruque
El diputado Toni Cantó y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en un acto este jueves en Valencia. Imagen: EFE/Manuel Bruque

Barcelona, 17 de diciembre de 2016 (20:14 CET)

El sector socialdemócrata de Ciudadanos se ha quedado a tres votos de frenar el nuevo ideario promovido por la dirección que encabeza Albert Rivera en el consejo general del partido celebrado este sábado. 

La enmienda a la totalidad al borrador de la ponencia de valores, presentada por el diputado nacional Sergio Sanz, ha cosechado 20 votos a favor, 23 en contra y 2 en blanco. La ponencia de valores promovida por la dirección del partido suprime las referencias al "socialismo democrático" que recogía el ideario aprobado en el congreso que la formación celebró en 2007.

Intento fallido de transacción entre los dos sectores

Esta modificación ha generado malestar en el ala izquierda del partido, que ve cómo C's, que desde sus orígenes ha tratado de aglutinar a sectores centristas, de centroizquierda y de centroderecha, ahora se escora más hacia el liberalismo.

El propio Sanz avanzó ayer en su perfil en Facebook que hoy defendería esa doble definición ideológica del partido, que bebía del "liberalismo progresista" y del "socialismo democrático", porque "ha dado estabilidad y paz interna al partido", e invitó a la dirección a acordar una transacción entre ambos textos.

Girauta defiende el nuevo ideario

Finalmente no ha sido posible el acuerdo y Sanz ha defendido su enmienda ante la cincuentena de miembros que han acudido hoy a la reunión del Consejo General. El portavoz de C's en el Congreso, Juan Carlos Girauta, ha sido el encargado de defender la ponencia de valores y, posteriormente, también han salido en su defensa pesos pesados del partido, como José Manuel Villegas o el propio Albert Rivera.

Para medir los apoyos de la enmienda a la totalidad se ha empleado el método de votación secreta, en urna, y el resultado ha sido reñido: los partidarios de la ponencia oficial han vencido por tres votos de diferencia. Posteriormente, la ponencia de valores, con algún retoque respecto al redactado inicial, se ha votado a mano alzada y ha obtenido 34 votos a favor, 5 en contra y 2 abstenciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad