Economistas, abogados y empresarios secundan a Duran para combatir el soberanismo

stop

CRISIS EN EL NACIONALISMO CATALÁN

Duran-Sindreu, Jordi de Juan, Alfredo Pastor, César Molinas, Carlos Losada y Francesc Torralba

Barcelona, 26 de marzo de 2015 (19:33 CET)

Josep Antoni Duran Lleida es un político tozudo. Ya no está en su mejor momento, pero quiere seguir hasta el final, fiel a su línea política. Y ya ha puesto en marcha una plataforma que se reserva la posibilidad de actuar como partido político. Dependerá de cómo avance el proceso soberanista y de la posición de Unió Democràtica, cuya dirección se comprometió a convocar un referéndum el 14 de junio para conocer si la militancia quiere o no apoyar un proyecto netamente independentista.

Pero Duran quiere condicionar desde la propia aparición de Construïm --la plataforma cívica y política--, el debate soberanista. Y lo hace con un primer manifiesto de Construïm en el que defiende "una dinámica permanente de regeneración democrática, reforma y pactismo histórico".

La apuesta de un conjunto de personalidades, abogados, economistas y empresarios, es la de "buscar soluciones políticas por la vía del pacto y la concordia, la amistad civil aristotélica, base de toda política buena". Son principios que se basan en las recetas de Unió Democràtica, el viejo partido democristiano.


Superar "reduccionismos empobrecedores"

Pero la plataforma, registrada como partido político, por si Duran lo necesita en determinando momento, va más allá, al querer combatir el proyecto soberanista. "Queremos contribuir a superar el actual debate de sordos. Es una situación que desgasta y agota, y dificulta construir una Cataluña más fuerte y mejor, capaz de convocar las diversas sensibilidades nacionales en el bien común, la pluralidad y la concordia, superando reduccionismos empobrecedores", se afirma.

El manifiesto también deja clara una cuestión, y es que no se renuncia a que una posible solución política para Cataluña pase por las urnas. "Somos partidarios de dialogar y negociar bajo el principio que cualquier propuesta que articule el futuro institucional de Cataluña tiene que estar sometida a consulta de la ciudadanía catalana".

Un proceso que no pase por la ruptura con España

El manifiesto, con el lema de Somos lo que Construimos, lo firman Antonio Duran-Sindreu (fiscalista); Jordi de Juan (abogado); Carlos Losada (Esade); Josep Miró i Ardèvol, (ex conseller y presidente de e-cristians); César Molinas (economista), Alfredo Pastor (economista, ex secretario de Estado); Eduard Arruga (presidente del Banco de Alimentos), y otros miembros del colectivo, como Ignasi Rafel (empresario); Emili Serra; Francesc Torralba (filósofo y teólogo) o Ramon Xifré.

Todos ellos no forman parte de Unió Democràtica, pero confluyen en la idea de acercar posiciones, sin forzar a la sociedad catalana a un proceso de ruptura con el resto de España.

Un partido coaligado con Unió, o en solitario

La utilidad de Construïm se verá en los próximos meses. Una de las posibilidades es que se asocie a Unió, para ensanchar el espacio democristiano, pero siempre que las tesis de Duran no queden en franca minoría cuando se celebre el referéndum del 14 de junio.

La otra posibilidad es que Duran lidere Construïm como partido político, si Unió decide seguir el camino independentista que le plantea Convergència Democràtica, de cara a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre. Un dirigente de Unió asegura que ahora "esta plataforma está en marcha y ya no se para", pero dependerá en gran medida de los resultados de las próximas elecciones autonómicas y municipales, y de la consulta en el seno de Unió. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad