Mariona Carulla a la salida este miércoles de la Ciudad Judicial, donde declaró el el juicio del caso Palau. EFE

El abogado de Millet pregunta a Carulla si pagó el 3% a CDC

stop

El abogado de Millet deja en evidencia a la actual presidenta del Palau de la Música, Mariona Carulla. La acusación particular fuerza su silencio

Barcelona, 22 de marzo de 2017 (19:00 CET)

La actual presidenta del Palau de la Música, Mariona Carulla, asegura que nunca se enteró del expolio perpetrado por Fèlix Millet hasta que los Mossos d’Esquadra registraron esta institución cultural. En su declaración ante el tribunal, como testigo, Carulla insistió este miércoles en que desconocía que Millet se llevaba el dinero o que se efectuaban pagos a la convergente Fundación Trias Fargas.

En tiempos de Millet, Carulla fue vicepresidenta del Orfeó Català, miembro de la comisión delegada de la fundación Palau de la Música y vocal del consorcio público que financiaba estas instituciones culturales. Estuvo 15 años al lado de Millet, pero asegura que no sabía nada de sus confesas tropelías. Ante tanta inopia, Abraham Castro, el abogado defensor de Millet, la dejó en evidencia.

Primero le recordó que otro testigo había declarado que la empresa New Letter había empezado a trabajar para el Palau por la intermediación de Salvador Oller y “gracias a la familia Carulla”. New Letter es un proveedor de Convergència que supuestamente facturaba sus trabajos al Palau. Sobre esta cuestión, Carulla contestó que todo le parecía “ciencia ficción”, un “absurdo” y que no conocía a Oller.

La acusación particular defiende a Carulla

Luego, Castro le preguntó si la empresa de la familia Carulla (Agrolimen) hizo pagos a las fundaciones de Convergencia. En este punto, la acusación particular, que ejerce el mismo Palau de la Música, protestó por la pregunta para evitar una respuesta en falso de Carulla. La magistrada Montserrat Comas aceptó la súplica. Castro dijo que la acusación particular “no quiere que se conozcan los hechos” y que su intención tan sólo era la de preguntar sobre lo que sabía de las fundación convergente.

Mariona Carulla se quedó sin bolso: se lo robaron en la boda de la hija de Millet

A la pregunta de por qué el Palau de la Música no ha acusado a Convergència ni a su extesorero, Daniel Osàcar, Carulla contestó que los asesores no lo creyeron oportuno. En este juicio se intenta seguir la pista de más de seis millones de euros que Ferrovial aportó al Palau de la Música y que supuestamente acabaron en las arcas de Convergència. No obstante, el Palau de la Música no ha presentado acusaciones contra el partido de Artur Mas. Carulla insistió en que, en tiempos de Millet, su papel en el Palau no era ejecutivo, ni de gestión, sino meramente de “representación”.

Eso no es lo que declaró Millet hace unos días ante el tribunal. A preguntas del fiscal Emilio Sánchez Ulled y de su abogado defensor, Millet afirmó entonces que “de los temas fiscales se encargaban Jordi Montull Gemma Montull, bajo control de la vicepresidenta económica, Mariona Carulla”. Además, añadió que esta “tenía que conocer a la fuerza” los pagos en efectivo que se hicieron desde el Palau de la Música. Con estas palabras, Millet venía a decir que Carulla era algo más que un mero cargo de “representación”.

A modo de anécdota, Carulla reconoció en su declaración que asistió a las bodas de las hijas de Millet. Por cierto, contó que en la boda de Laila Millet le robaron el bolso.

Hemeroteca

Caso Palau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad