El CAC da el primero paso para multar a las radios díscolas del 9N

stop

DEBATE SOBERANISTA

 Francesc Homs, diputado en el Congreso de Democràcia i Llibertat / EFE

Barcelona, 23 de diciembre de 2014 (19:46 CET)

Primer paso para iniciar un expediente sancionador a las tres radios díscolas que no emitieron anuncios de campaña y mensajes radiofónicos sobre el proceso de participación del 9N.

El pleno del Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) ha aprobado este martes tres acuerdos por los que abre un periodo de información, que es previo al expediente sancionador a tres cadenas de radio, Radio Barcelona (SER), Onda Cero, y Cope, aunque ello ha provocado una gran división, porque se han tomado por tres votos a favor, dos en contra y una abstención. 

El periodo de información previa que se inicia tiene como objetivo ofrecer audiencia a los prestadores de los servicios radiofónicos para que formulen las manifestaciones que consideren "oportunas" y es el paso previo a una eventual incoación de un expediente sancionador.

El respeto a la ley y la obligación de difundir la campaña


El CAC, a través de un comunicado, asegura que en los tres casos, que afectan a las tres emisoras de radio, se incumplió la obligación que marca el artículo 82 de la Ley de Comunicación Audiovisual de Cataluña, y que señala que los prestadores de servicios de comunicación audiovisual tienen la obligación de difundir "gratuitamente", los comunicados y las declaraciones que el Govern de la Generalitat estime convenientes por causas "justificadas de interés público".

La decisión, cuando se anunció, provocó un debate político, y en las redes sociales. El movimiento independentista considera que, de la misma forma que se pedía al Gobierno catalán que no se saltara la ley, tampoco los medios de comunicación lo podían hacer, mencionando la citada ley.

Las quejas de 60 particulares


El hecho es que la campaña del 9N estuvo vigente menos de cuatro días, el tiempo que transcurrrió antes de que el Tribunal Constitucional aceptara a trámite la impugnación del decreto de convocatoria por parte del Gobierno central. Y las radios, conociendo la decisión del Gobierno central, no quisieron difundir la campaña.

El CAC decidió actuar cuando recibió las quejas de 60 particulares, como recuerda en el comunicado, que "denunciaban la negativa de determinadas emisoras a difundir la campaña sobre el 9N".

Las propias empresas se habían pronunciado en contra de esa obligación. Y el CAC señala que la Ser, en concreto, "envió el 6 de noviembre un escrito en el que ponía de manifiesto su disconformidad con la obligación de emitir dos cuñas publicitarias producidas por la Secretaría de Comunicación del Govern y pedía la suspensión de la orden".

El Govern recuerda al CAC que se debe respetar la ley


Más tarde, el 25 de noviembre, el Govern de la Generalitat, a través del secretario de Comunicación, Josep Martí, se dirigió al CAC para recordarle el incumplimiento de la ley, por parte de las tres emisoras citadas, y la necesidad de que el organismo se pronunciara sobre ello.

El expediente sancionador podría concretarse en una multa económica, o, incluso, en la suspensión de las emisiones, si la falta se considera muy grave.

Por ahora, el CAC sigue adelante hacia ese expediente, a la espera de las alegaciones de las tres emisoras de radio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad