El referéndum del 1-O. EFE/Juan Carlos Cárdenas

El círculo íntimo de Puigdemont reconoce el robo del censo para el 1-O

stop

Un informático inscrito al consejo por la república de Puigdemont admite que el Govern pudo "robar" el censo del 1-O "a ese Estado que lo tiene secuestrado"

Barcelona, 31 de marzo de 2019 (10:13 CET)

La Generalitat de Carles Puigdemont "pudo conseguir" el censo para el referéndum ilegal del 1-O, "se lo pudo robar a ese Estado que lo tiene secuestrado". Las declaraciones las hizo recientemente un propagandista del ex president, un informático inscrito al Consell per la República, profesor de UPF y miembro de la ejecutiva del Círculo Catalán de Negocios.

El ingeniero en telecomunicaciones Rafael Pous intentaba defender la tecnología del blockchain poniendo como ejemplo el censo y el despliegue informático de cara al 1-O, una información que fue incautada por la Guardia Civil previo a la consulta en el registro de las sedes de Unipost y que costó al Govern de Puigdemont casi 100.000 euros.

Tras celebrar en en una charla en Esparraguera (Barcelona) que la Generalitat "nos dio el censo a los ciudadanos" para que una red de voluntarios organizase el referéndum ilegal, Pous dijo que el blockchain "es la tecnología que nos permitirá tener los datos a los propios ciudadanos, los depositarios y custodios de nuestros propios datos".

"Ya sabemos cómo se las gastan con el censo. Lo tienen cogido y no nos lo dejan. Porque el censo es la clave de bóveda", añadió.

"Si usé la palabra 'robar', fue un error"

La charla en la que Pous admite que la Generalitat se robó el censo para el 1-O fue colgada en Youtube, pero el autor de las declaraciones modificó sus premisas al ser consultado al respecto por El Confidencial. "Entiendo que si la Generalitat nos hizo llegar datos lo hizo en base a la legalidad vigente", defendió.

"Como todos los ciudadanos de Cataluña, tuve acceso a mis datos de censo a través de servicios de Twitter y Telegram. No tengo ninguna información que no tuviera cualquier otro ciudadano de Cataluña", añadió. "Si usé la palabra 'robar', fue un error y no lo mantengo", dijo el defensor del Consell per la República.

No obstante, sus declaraciones coinciden con los informes de la Guardia Civil que afirman que el ex secretario de la consejería de Economía y número dos de Oriol Junqueras, Josep Maria Jové, anotó en una libreta que se había utilizado diversas bases de datos oficiales para crear el censo para el 1-O.

La libreta de Jové es una prueba clave en el juicio al procés en el Tribunal Supremo y el ex cargo del Govern será juzgado junto a otros cargos del independentismo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad