El 'CNI catalán' se le atraganta al Govern

stop

ESPIONAJE

24 de enero de 2014 (20:59 CET)

La Generalitat no quiere saber nada de un CNI catalán aunque algo sepa. El conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig, negó el viernes en comisión que se esté creando una Agencia de Seguridad a la medida de Artur Mas. No obstante, tuvo que admitir que el Govern espió a varios activistas en las redes sociales y elaboró perfiles políticos sobre ellos. Si es un delito o no, se descubrirá según la evolución que tome la investigación que la Fiscalía General de Catalunya realiza sobre este asunto.

Por ahora, tan sólo ha admitido a trámite la documentación aportada por el PP, que pedía investigar la supuesta creación de la Agencia de Seguridad. Además, según fuentes judiciales, ha requerido la denuncia presentada por el PSC en la Fiscalía Provincial de Barcelona, en que se denunciaba esa monitorización de varias personas por motivos políticos. Las pesquisas se encuentran en una fase muy preliminar.

Cerco de la opocisión

El conseller de Empresa i Ocupació ha admitido la evidencia. Anonymous filtró en octubre documentos en que se monitorizaban los movimientos en las redes sociales de personas vinculadas a movimientos sociales. “Por orden de los Mossos d’Esquadra”, matizó el conseller, quien también negó la oficialidad del documento que Albert Rivera, president de Ciutadans, mostró hace semanas sobre una supuesta agencia de inteligencia catalana.

La explicación no ha convencido a la oposición. Los grupos parlamentarios de PSC, PP, ICV-EUiA, C's y CUP han recriminado que el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat) realice monitorizaciones "ideológicas". El diputado socialista Ferran Pedret ha ido un paso más allá al asegurar que los informes filtrados en Internet podrían vulnerar el artículo 7.2 de la Ley de Protección de Datos ya que "desvelan información ideológica", y ha opinado que aunque cada vez sea más fácil monitorizar a la gente, esto no autoriza a establecer ficheros.

¿Qué es el Cesicat?

El CNI catalán, el Cesicat, nació en 2010 con el tripartito. Su principal objetivo era garantizar la seguridad tecnológica del Govern, además de generar un tejido empresarial catalán dedicado a ese sector. El Govern, a regañadientes, ha ido desvelando más detalles del asunto: colaboraciones con los Mossos en ataques informáticos, equipos formados por hackers e informáticos, etc.

Por ahora, este caso sólo le ha costado el cargo al máximo responsable de la institución, Carles Flamerich, también director general de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. No obstante, la Generalitat asegura que la dimisión se debió a motivos internos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad